Película recomendada: la doctora de Brest

Narra la historia real de la doctora Irène Frachon (Sidse Babett Knudsen), la mujer que en 2010 se atrevió a plantarle cara a la industria sanitaria y farmacéutica francesa, cuando se destapó el escándalo mediático en torno a la comercialización de un controvertido medicamento cuyos efectos secundarios provocaron la muerte de cientos de personas.

Anuncios

Placebo y medicamentos

El Placebo cura y el medicamento mata, es lo que se desprende de esta conferencia del Catedrático de Farmacología Clínica del Hospital General de Alicante Dr. José Francisco Horga de la Parte, amparándose en convincentes estudios científicos,  ocultados por una industria farmacéutica  insaciable y por autoridades sanitarias irresponsables.

Estos son los medicamentos más vendidos en España: no curan ninguna enfermedad

La reducción de la mortalidad en los países occidentales no va de la mano de la inversión sanitaria, es decir, el gasto que los Estados y la población hacen en medicamentos o tecnologías para paliar enfermedades es muy elevado y esto no trae consigo una reducción de la mortalidad. En España, el gasto sanitario per cápita está por debajo de la media de la Unión Europea, mientras que el gasto de los pacientes españoles es más elevado que el del resto de la UE, un 24% frente a un 15%. Sin embargo, esto tampoco hace que nuestra sanidad y salud sea mejor, ya que cada vez hay más listas de espera para intervenciones médicas, la odontología y oftalmología no están cubiertas en la seguridad social y se implantó el copago farmacéutico.

Este último punto comenzó a llevarse a cabo en 2012 y desde ese momento debemos pagar una parte de cientos de medicamentos que receta el médico. Si estos fármacos tuviesen un ‘potencial curativo’, el gasto o inversión de las personas y el Estado sería bueno para todos, pero por el contrario en nuestro país los diez medicamentos que más utilizamos no presentan esta característica, según el Observatorio del Medicamento. Y es que por el contrario, sólo son un alivio de los síntomas o se deben ingerir o suministrar de forma crónica. 

En 2012 se implantó en España el copago de algunos medicamentos“En 2012 se implantó en España el copago de algunos medicamentos”

1.  Nolotil

Los últimos datos disponibles revelan que el medicamento más vendido en España es la marca Nolotil, con 18’5 millones de unidades vendidas en 2016 y cuyo principal principio activo es el metamizol. Así, este fármaco actúa como analgésico y antipirético, o lo que es lo mismo ayuda a disminuir el dolor y la fiebre.

Aunque el metamizol ayude a paliar dolores agudos como el cólico renal, dolores intestinales o disminuir el dolor provocado por enfermedades crónicas, este no cura ninguna enfermedad.

2.  Adiro

La segunda marca de la lista es Adiro y su principio activo es el ácido acetilsalicílico,es decir, la aspirina. Este fármaco fue vendido sobre todo en pastillas de 100 mg, unos 18’2 millones. La gran mayoría de los pacientes eran personas que tenían riesgo de infarto de corazón o de ictus y la utilizaron para prevenir la formación de trombos.

3. Enantyum

Este fármaco es un analgésico con mayor potencial que el ibuprofeno. Las farmacias vendieron 11’5 millones y medios de cajas que contenían este medicamento, cuyo principal objetivo es disminuir la migraña, el dolor menstrual, el dolor lumbar o los dolores bucales como puede ser un flemón. 

4. Paracetamol

Junto con el ibruprofeno, el paracetamol es el medicamento que más solemos tener en casa“Junto con el ibruprofeno, el paracetamol es el medicamento que más solemos tener en casa”

Este es el nombre que más conocemos y el que más solemos utilizar, aunque se encuentra en el puesto número cuatro con 10’8 millones de unidades vendidas. Sirve para el dolor menstrual o la fiebre y la percepción que tenemos de él es que es inocuo. Sin embargo, al igual que todo fármaco, en grandes dosis puede provocar problemas de hígado e incluso producirnos la muerte. 

Recordamos que es un medicamento paliativo y no curativo. 

5. Sintrom

El objetivo de este fármaco es evitar la formación de coágulos de sangre y los últimos datos disponibles aseguran que en 2016 las farmacias suministraron 7’8 millones de unidades. Por otro lado, el Sintrom se receta de forma crónica bajo una estricta supervisión médica debido a su potencial para alterar la coagulación.

6. Eutirox

De este medicamento se llegaron a vender 7’6 millones de unidades y su uso tiene que ver con el tratamiento del hipotiroidismo. Además, es necesario tomar de por vidapara evitar los síntomas derivados de un mal funcionamiento de la glándula tiroidea.

7. Ventolín

“El ventolín se suele recetar sobre todo en primavera”

Este es el fármaco por excelencia que los médicos suelen prescribir para tratar elasma. Su venta en 2016 alcanzó las 7’2 millones de unidades. Este broncodilatador ayuda a mejorar la sintomatología de diferentes enfermedades como dolencias pulmonares o la bronquitis aguda. Como todos los fármacos que componen esta lista, el ventoín no cura, aunque en casos de asma grave es necesario tomarlo durante toda la vida.

8. Ibuprofeno

Junto con el Paracetamol, el ibuprofeno es uno de los medicamentos que no faltan en las casas españolas, aunque su venta le sitúen en el octavo lugar de esta lista con 7’1 millones de unidades vendidas. Lo solemos utilizar para el dolor menstrual, de cabeza o para tratar la fiebre y sus efectos secundarios son los dolores estomacales o el infarto de corazón. Por tanto, a pesar de que lo utilicemos sin control médico, se recomienda supervisión por parte de un profesional sanitario, ya que los riesgos siempre están presentes.

9. Trankimazin

Con 6’7 milones de unidades vendidas en 2016, este es un fármaco que pertence al grupo de las benzodiazepinas, es deicr, un tipo de medicamento con potencial ansiolítico e incluso dentro de este grupo hay otros fármacos más potentes que pueden llegar a sedarnos. Su prescripción tien lugar si presentamos ansiedad o angustia aguda.

10. Orfidal

Es de la misma familia que el trankimazin, es decir, es un ansiolítico. En 2016 se vendieron 6’5 millones y medio de unidades. Al contrario que el trankimazin, el orfidal se suele utilizar para tratar el insomnio.

 

Fuentes: https://www.losreplicantes.com/articulos/farmacos-vendidos-espana-curan/

 

Si puede, no vaya al médico – Dr. Antoni Sitges

Entrevista con el jefe del departamento de cirugía del Hospital del Mar de Barcelona. Con más médicos como éste, sin duda la Sanidad funcionaria mucho mejor, no nos supondría tanto gasto público, y además, estaríamos más sanos. A pesar de pertenecer a la seguridad social, a pesar de ser profesor en una universidad, a pesar de ser cirujano… continúa manteniendo una visión abierta y crítica contra la gestión de la medicina y tiene sus propias opiniones en cuanto al uso –y al mal uso- de la sanidad pública hoy en día. No se ha dejado engullir por el pensamiento unicista de la anquilosada universidad ni por el corporativismo de los lobbys médicos y farmacéuticos. Con el dr. Sitges hablamos de temas como la iatrogenia médica, el disease mongering, la extrema medicalización, los sobrediagnósticos, la inutilidad de los cribados para prevenir el cáncer, la psiquiatrización de los estados de ánimo, la cirugía innecesaria… Antoni Sitges pretende que el ciudadano medio empiece a cuidarse por sí mismo, sin depender tanto del sistema médico. Como él mismo reconoce, la contribución de la medicina a la esperanza de vida no es nada del otro mundo… ¿para qué ir al médico entonces?

Francia hará obligatoria la vacunación infantil a partir de 2018

Tal y como vemos en un artículo de Gizmodo, Francia ha decidido “ponerse seria” en la lucha contra el movimiento antivacunas.

La asamblea nacional francesa acaba de anunciar un paquete de medidas prioritarias en materia de salud. La más llamativa es que la vacunación infantil será obligatoria, por ley, a partir de 2018.

Actualmente solo hay tres vacunas obligatorias en Francia: la de la difteria, la del tétanos y la de la polio.

El resto solo se recomiendan.

Pues bien, a partir de 2018 los padres estarán obligados a administrar un total de 11 vacunas.

El anuncio no abunda en detalles sobre qué pasaría si los padres deciden no cumplir esa normativa, pero no hay que irse muy lejos para buscar ejemplos sobre las consecuencias. En mayo de este año, Italia decidió hacer obligatorio un calendario de 12 vacunas. Los padres que no certifiquen el tratamiento no obtendrán plaza para sus hijos en centros de enseñanza públicos y se enfrentan a sanciones económicas.

Una reciente encuesta puso de manifiesto que tres de cada 10 franceses desconfían de las vacunas, y solo la mitad cree que los beneficios de vacunar a los pequeños son mayores que los riesgos.
Según la Organización Mundial de la Salud, un brote de paperas se extiende por Europa pese a que existe desde hace tiempo una vacuna contra esta enfermedad y obviamente, culpan de ello a la no vacunación.

Durante la sesión de la Asamblea Nacional, el primer ministro francés Édouard Philippe, ha dicho que “es inaceptable que haya niños muriendo de paperas en un país como Francia, que vio nacer a Louis Pasteur y que ha sido pionero en el desarrollo científico de las vacunas”.

En los dos primeros meses de 2017 se han registrado 79 casos de paperas en territorio francés.

En la noticia de Gizmodo, acaban con el siguiente párrafo típico de los medios de masas defensores de las verdades oficiales:

“El movimiento antivacunas se basa en un estudio publicado por el doctor Andrew Wakefield en el diario The Lancet hace 20 años. En aquel estudio se asociaba el autismo con la vacuna triple viral o SPR (MMR por sus siglas en inglés) que protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Los resultados de aquel informe se han demostrado erróneos en decenas de estudios posteriores, pero el mal ya estaba hecho, y cada vez está más extendido”.

Simplemente eso, debate abierto sobre el tema, (como el que proponen personas tan famosas y que tienen tan poco a ganar con ello, como Robert de Niro); estar abiertos a escuchar a los padres que denuncian que sus hijos enfermaron tras recibir determinadas vacunas, alejándose de doctrinas inamovibles científicas, que parecen estar al servicio de los poderosos lobbies farmacéuticos y médicos y cuya actitud inmovilista, da pie a la aparición de teorías de la conspiración de las que a veces se aprovechan algunos desaprensivos del mundo alternativo para generar confusión (a algunos les pagan directamente para conseguir precisamente eso y desacreditar las teorías de la conspiración con bases reales).

Esos desaprensivos y estafadores pagados para destruir cualquier forma de pensamiento alternativo, equilibrado y sano, son los que han conseguido que mucha gente crea que este debate va en contra de TODAS las vacunas de por sí, cuando no es así.

Son el mismo tipo de gentuza pagada para generar bulos en las redes, como aquel que dice que la tierra es plana, todas las payasadas OVNI con todas sus gili-conspiraciones galácticas, lunares y marcianas asociadas, los efectos del HAARP (que en su momento llegó a ser culpable de cualquier cosa que sucediera en el planeta, desde terremotos, erupciones y caídas de aviones, hasta resfriados) y las presuntas “bases secretas en Marte a las que se envían niños esclavos”, como ejemplo reciente de la gran cantidad de payasadas, mentiras y manipulaciones con los que este tipo de basura llenan las redes.

Aquí nadie que esté en su sano juicio, puede poner en duda la efectividad de las vacunas a lo largo de la historia para luchar contra multitud de enfermedades y los millones de vidas que han salvado.

Lo que se discute, no es que “las vacunas de por sí sean malas”, sino que ALGUNAS vacunas (como la MMR), podrían estar provocando efectos nocivos, (el principal el autismo), debido a los componentes de la propia vacuna (Timerosal) y que eso debe investigarse a fondo sin interferencias ni intereses.

Pero en la Francia del (Rothschild) Macron, parece que ese debate no puede realizarse, porque por lo visto, en los tiempos actuales, nadie puede poner en duda al nuevo sustituto de la Iglesia y la Religión: la Ciencia Oficial y doctrinal, en la que la palabra del experto es palabra de Dios, como lo ha sido durante siglos la palabra del alto clero.

Una ciencia que está tan alejada del auténtico espíritu científico (rebelde, abierto, inconformista, creativo e innovador), como lo ha estado siempre la religión de la propia divinidad…


Fuente: http://es.gizmodo.com/francia-hara-obligatoria-la-vacunacion-infantil-a-parti-1796642198

 

352 muertes por la vacuna del papiloma notificadas ante la Agencia Europea de Medicamentos

Resultado de imagen de vacuna meningitisTres asociaciones europeas de afectadas por la vacuna del papiloma, entre ellas la española, AAVP, se han reunido con responsables de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para expresar su preocupación por cómo se ha llevado el proceso de evaluación de este fármaco y su posterior farmacovigilancia. Por contra, el Ministerio de Sanidad rehuye a la AAVP.

Los daños provocados por la vacuna del papiloma no han parado de crecer en todo el mundo y por ello han nacido numerosas asociaciones de afectadas. Esta semana, tres de ellas, la española citada, una irlandesa y otra inglesa se han reunido con varios técnicos de la EMA que les han explicado el procedimiento de revisión de seguridad de la vacuna que está desarrollando.

El Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) está estudiando dos graves reacciones adversas a la vacuna: el síndrome de dolor regional complejo y el síndrome de taquicardia postural ortostática.

Las asociaciones han manifestado sus preocupaciones sobre este proceso de evaluación ya que consideran que existe infranotificación de los daños provocados por medicamentos y en concreto en lo relativo a esta vacuna. Según Alicia Capilla, presidenta de la AAVP:

Como hemos podido experimentar las familias afectadas, en muchas ocasiones los médicos no notifican a los sistemas de farmacovigilancia de sus respectivos países las reacciones adversas con la vacunación del VPH y además la mayor parte de los ciudadanos no son conocedores de la existencia de este procedimiento”.

El no reconocimiento de los efectos adversos imposibilita la investigación y por tanto no existen tratamientos para curar ni tratar el síndrome post Gardasil y Cervarix (marcas de la vacuna del papiloma) que muchas jóvenes padecen.

Como afectadas -continúa Capilla- nos parece inaudito decir que esta vacuna no produce efectos adversos, como reiterados expertos e incluso autoridades sanitarias han declarado en España. Nos parece una temeridad y una falta de respeto hacia las víctimas relacionar todas sus dolencias con problemas psicológicos porque los síntomas que estas jóvenes padecen son los que están recogidos en la base de datos de la EMA, en la fichas técnicas y prospectos de estos productos.

Nos parece de una irresponsabilidad total que a día de hoy no se hayan encontrado tratamientos para estas afectadas”.

Las asociaciones han comentado con los responsables de la agencia europea el elevado número de notificaciones de reacciones adversas a esta vacuna, 45.222 (32.876 Gardasil y 12.346 Cervarix) a julio de 2015. Sobre todo las que acabaron en muerte (311 Gardasil y 41 Cervarix) y las notificaciones de enfermedades neurológicas ya que son las más notificadas (7.308 Gardasil y 2.848 Cervarix).

Estimamos que la revisión que realiza el PRAC debería incluir también la revisión e investigación de estas notificaciones”, concluye la presidenta de la AAVP.

La representante de las afectadas en España ha trasladado a los técnicos de la EMA la irresponsabilidad del Ministerio de Sanidad español, que se comprometió hace más de un año a volver a reunirse con dicha asociación para dar respuestas a todas las preguntas formuladas en un primer encuentro pero ahora rehuye a dichas familias.

Capilla también ha comentado cn la autoridad sanitaria europea el mal funcionamiento de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS):

No están siendo transparentes a la hora de contestar las peticiones de la AAVP, ni siquiera comunican el número de afectadas que hay en nuestro país. Los ciudadanos necesitamos a las autoridades públicas nacionales e internacionales en este tipo de casos, ya que nos están dando la espalda continuamente, primando intereses políticos y comerciales, en vez de sociales”.

Las tres organizaciones valoran de manera positiva su reunión en la EMA aunque consideran que el proceso de evaluación abierto es muy lento y debería ser más amplio.

Visto en: http://www.migueljara.com/2015/09/18/352-muertes-por-la-vacuna-del-papiloma-notificadas-ante-la-agencia-europea-de-medicamentos/

La gran mentira del colesterol

“Nosotros los médicos, con toda nuestra formación, conocimientos y autoridad, a menudo adquirimos un gran ego que nos hace difícil admitir que estamos equivocados. Así que, aquí está. Admito estar equivocado. Como cirujano cardíaco con 25 años de experiencia, con más de 5000 cirugías realizadas a corazón abierto, hoy ha llegado el momento de reparar el daño con hechos médicos y científicos.”

Durante muchos años me capacité con otros médicos etiquetados como “formadores de opinión”. Bombardeados con literatura científica, asistiendo de forma continua a seminarios, los creadores de opinión hemos insistido en que las enfermedades del corazón son el resultado del simple hecho de tener niveles de colesterol muy elevados en la sangre.

La única terapia aceptada era prescribir medicamentos para bajar el colesterol y una dieta muy restringida en grasas. Insistimos que esto último sin duda disminuiría el colesterol y las enfermedades cardíacas. Cualquier desviación de estas recomendaciones se consideraba una herejía y podía resultar en una mala práctica médica.

¡No está funcionando!

Estas recomendaciones ya no son ni científicamente ni moralmente defendibles. El descubrimiento hace unos años atrás de que la inflamación en la pared arterial es la causa real de la enfermedad cardíaca,
está dando lugar lentamente a un cambio de paradigma en cómo se tratarán las enfermedades cardíacas y otras dolencias crónicas.

Las recomendaciones dietéticas establecidas desde hace mucho tiempo han creado epidemias de obesidad y de diabetes, consecuencias que empequeñecen cualquier otra plaga en la historia en términos de mortalidad, sufrimiento humano y de graves consecuencias económicas.

A pesar de que el 25% de la población toma costosos medicamentos a base de estatinas, y a pesar del hecho de que hemos reducido la cantidad de grasa presente en nuestra dieta, más personas morirán por enfermedades que afectan al corazón.

Las estadísticas de la American Heart Association indican que 75 millones de estadounidenses sufren enfermedades cardíacas, que 20 millones padecen diabetes y 57 millones pre-diabetes. Estos trastornos están afectando cada vez a personas más jóvenes, en mayor número cada año.

En pocas palabras, sin inflamación en el cuerpo, no es posible que se acumule colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos y se causen enfermedades cardíacas y ataques. Sin inflamación, el colesterol se mueve libremente por todo el cuerpo. Es la inflamación lo que hace que el colesterol quede atrapado.

La inflamación no es complicada- se trata simplemente de una reacción natural del cuerpo ante invasores extraños tales como bacterias, toxinas o virus. El ciclo de la inflamación es una forma de proteger al cuerpo ante invasores bacterianos y virales. Sin embargo, si exponemos al organismo de forma crónica a daños por toxinas o alimentos que el cuerpo humano no está diseñado para procesar, ocurre una condición llamada inflamación crónica.

¿Qué persona sensata se expondría de forma intencionada y en repetidas ocasiones a alimentos u otras sustancias que sabe que causan daño corporal? Bueno, quizás los fumadores, pero al toman esa decisión de manera voluntaria.

El resto nos limitamos a seguir la dieta recomendada que es baja en grasas y alta en grasas poliinsaturadas y carbohidratos, sin saber que estamos causando repetidos daños a nuestros vasos sanguíneos. Esta agresión repetida produce una inflamación crónica que conduce a la enfermedad cardíaca, a los accidentes cerebrovasculares, a la diabetes y la obesidad.

Permítanme repetir eso: la lesión e inflamación de nuestros vasos sanguíneos está causada por una dieta baja en grasas, algo recomendado durante años por la medicina convencional.

¿Cuáles son los mayores culpables de la inflamación crónica? En pocas palabras, la sobrecarga de hidratos de carbono simples y procesados (azúcar, harina y todos los productos derivados) y el exceso de consumo de aceites vegetales con omega-6, tales como aceites de soja, maíz y girasol que se encuentran presentes en muchos alimentos procesados.

Visualiza lo siguiente: un cepillo duro que se frota repetidamente sobre la piel hasta que ésta se enrojece y casi sangra. Mantienes esto varias veces al día, diariamente durante 5 años. Si pudieses tolerar este cepillado doloroso, se produciría sangrado, hinchazón de la zona infectada que cada vez sería peor a medida que repite la agresión. Esta es una buena forma de visualizar el proceso inflamatorio que podría estar pasando en tu cuerpo ahora mismo.

Independiente de dónde se produzca el proceso inflamatorio, bien interna o externamente, es lo mismo. He observado el interior de miles y miles de arterias. Una arteria enferma se ve como si alguien hubiese cogido un cepillo y lo hubiese frotado varias veces contra las paredes. Varias veces al día, todos los días, los alimentos que comemos producen pequeñas lesiones, sobre las que se producen otras, causando que el cuerpo responda de forma continua con inflamación.

A pesar de que resulta tentador el sabor de unos pasteles, nuestros cuerpos responden de forma alarmante, como si un invasor extraño llegara declarando la guerra. Los alimentos cargados con azúcar y carbohidratos simples, o procesados con omega-6 para una mayor vida útil han sido uno de los pilares de la dieta norteamericana oir seis décadas. Estos alimentos han estado envenenando lentamente a todos.

¿Cómo comiendo un simple dulce produce una cascada inflamatoria que hace que te enfermes?

Imagínate derramando miel en tu teclado y tienes una representación visual de lo que ocurre dentro de la célula. Cuando consumimos hidratos de carbono simples tales como el azúcar, los niveles de azúcar en la sangre se elevan rápidamente. Como respuesta, el páncreas secreta insulina, cuya misión principal es que el azúcar ingrese a todas las células donde se almacena para energía. Si la célula está llena y no necesita glucosa, es rechazada para evitar una disfunción de los procesos que se llevan a cabo en su interior.

Cuando tus células rechazan el exceso de glucosa, se elevan los niveles de azúcar en sangre produciendo más insulina, y la glucosa se almacena en forma de grasa.

¿Qué tiene que ver todo esto con la inflamación? La cantidad de azúcar en sangre es controlada en unos rangos muy estrechos. Las moléculas de azúcar extras se unen a una variedad de proteínas que lesionan las paredes de los vasos sanguíneos. Esta lesión repetida de las paredes de los vasos sanguíneos desencadena la inflamación. Cuando sube tu nivel de azúcar en sangre varias veces al día, todos los días, es como frotar con papel de lija el delicado interior de tus vasos sanguíneos.

Si bien no puede observarlo, puedes estar seguro de que ocurre así. Lo ví en más de 5000 pacientes sometidos a cirugía durante los 25 años que llevo ejerciendo. Todos ellos tenían un denominador común: la inflamación de las arterias.

Volvamos al asunto de los pasteles. Ese producto de inocente aspecto, no sólo contiene azúcar, sino que también está elaborados con ácidos grasos omega-6, tales como los provenientes de la soja. Las patatas fritas se fríen con aceite de soja; muchos alimentos procesados se fabrican con ácidos grasos omega-6 para que tengan más larga duración. Mientras que las grasas omega-6 son esenciales- son parte de la membrana celular controlando lo que entra y sale de la célula- deben estar en equilibrio con los omega-3.

Si este equilibrio se rompe por el consumo excesivo de ácidos grasos omega-6, la membrana de la célula produce unas sustancias químicas denominadas citoquinas, que causan directamente inflamación.

Hoy en día, la dieta tipo Americana suele producir un desequilibrio muy grande entre estos dos tipos de ácidos grasos. La relación de desequilibrio puede estar en torno a 15:1, o incluso a 30:1 en favor de los ácidos grasos omega-6. Esta es una enorme cantidad de citoquinas causando inflamación. En el ambiente alimenticio de hoy, una proporción de 3:1 sería óptimo y saludable.

Para empeorar aún más las cosas, el sobrepeso que estás acarreando por comer estas comidas produce una sobrecarga de células grasas que vierten grandes cantidades de productos químicos pro-inflamatorios, lo que se suma a las lesiones causadas por los altos niveles de azúcar en sangre. El proceso que comenzó con un pastel se convierte en un círculo vicioso que con el tiempo generaenfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes, y por último, Alzheimer, si el proceso inflamatorio continúa.

No se escapar del hecho de que cuanto más alimentos procesados consumimos, más se dispara la inflamación poco a poco cada día. El cuerpo humano no puede procesar, ni fue diseñado para consumir, alimentos envasados con azúcar y remojados en ácidos grasos omega-6.

No hay otra solución para disminuir la inflamación que consumir alimentos lo más cercano posible a su estado natural. Para reconstruir músculos, consume más proteínas. Elige carbohidratos complejos, tales como los presentes en coloridas frutas, verduras. Reduce o elimina el consumo de los ácidos grasos omega-6 que causan inflamación, tales como el aceite de maíz y soja, y los alimentos procesados que se han elaborado con estos aceites.

Una cucharada de aceite de maíz contiene 7,280 mg de ácidos grasos omega-6; la soja 6,949 mg. En vez de eso, utiliza aceite de oliva o mantequilla, procedente de animales alimentados con pasto.

Las grasas animales contienen menos del 20% de omega-6 y son mucho menos propensas a producir inflamación que los aceites poliinsaturados, supuestamente saludables. Olvida la “ciencia” que te han metido en la cabeza por décadas. La ciencia que las grasas saturada por sí solas producen enfermedades cardíacas no es cierto. La ciencia que las grasas saturadas aumentan el colesterol es también muy débil. Desde que sabemos que el colesterol no es la causa de enfermedades cardíacas, la preocupación por las grasas saturadas es aún más absurda hoy en día.

La teoría del colesterol llevó a recomendar alimentos sin o con poca grasa, lo que trajo consigo la creación de los alimentos que están causando esta epidemia de inflamación. La medicina convencional cometió un tremendo error cuando aconsejó a la gente que evitara las grasas saturadas en favor de los alimentos ricos en ácidos grasos omega-6. Ahora tenemos una epidemia de inflamación arterial, la que conduce a enfermedad cardíaca y otros asesinos silenciosos.

Lo que puedes hacer es elegir alimentos no elaborados. Eliminando los alimentos que producen inflamación y añadiendo los nutrientes esenciales presentes en los alimentos frescos no procesados, revertirás años de daño en tus arterias y en todo su cuerpo casuado por el consumo de la típica dieta americana.

Dr. Dwight Lundell es jefe del Servicio de Cirugía Coronaria en el Banner Heart Hospital, Mesa, AZ. Recientemente dejó la cirugía para centrarse en el tratamiento nutricional de las enfermedades cardíacas. Es el fundador de Healthy Humans Foundation, que promueve la salud humana mediante un enfoque que ayude a las Corporaciones a promover la salud. Es también autor de The Cure for Heart Disease y The Great Cholesterol Lie.

CADA VEZ HAY MÁS PERSONAS CON ENFERMEDADES MENTALES, PESE A QUE CADA VEZ SE TOMAN MÁS ANTIDEPRESIVOS Y DEMÁS FÁRMACOS, LOS CUALES EVIDENTEMENTE NO ESTÁN FUNCIONANDO

Resultado de imagen de farmacos

La ciencia ama la frialdad de los números y, si nos atenemos a las estadísticas, parece evidente que los medicamentos psicotrópicos no están funcionando. Tal vez esto se debe a que la psiquiatría y en general los investigadores de medicamentos aman más el dinero de las farmacéuticas que las realidades de los números.

En 2010, el investigador Robert Whitaker postuló en su libro Anatomy of an Epidemic que después de décadas de medicamentos para tratar enfermedades mentales éstos habían generado más efectos dañinos que positivos. Evidencia más reciente parece consolidar su hipótesis.

Datos del 2013 muestran que el 17% de los estadounidenses estaba tomando por lo menos un fármaco psiquiátrico, esto representa un aumento del 7% en menos de 5 años. Los antidepresivos encabezan la lista con hasta un 12% de adultos siguiendo un tratamiento con estos medicamentos.

El razonamiento para sostener esta enorme cantidad de prescripciones es que mejoran la salud mental. ¿Si no para qué tomarlos? Especialmente porque se ha demostrado que tienen numerosos efectos secundarios. Pero, en un reciente reporte, el profesor de psiquiatría de la Universidad de South Carolina, Edmund. S. Higgins, revela que en realidad la salud mental de los estadounidenses sigue deteriorándose, lo cual es “una verdad inconveniente” para el sistema médico.

Higgins apunta que el nivel total de las enfermedades mentales se ha incrementado y los índices de suicido se encuentran en el nivel más alto en 30 años; el abuso de opiáceos está en un nivel de “epidemia” y el número de personas que falta al trabajo por enfermedades mentales ha aumentado radicalmente. Higgins lo atribuye a una “falta de precisión y objetividad en diagnosticar y tratar las enfermedades mentales” y llama a incorporar nuevas estrategias. La falta de objetividad quizás tenga que ver con lo fácil y provechoso que es para la industria lidiar con todos los problemas simplemente recetando un antidepresivo –una supuesta panacea que, de hecho, no es mucho más efectiva que el placebo.

El principio básico de la medicina hipocrática es primero no dañar al paciente (primum non nocere), es decir, dado un problema, intentar no hacer más daño, incluso no hacer nada si se corre el riesgo de dañar más. Por supuesto, aquí entra el juicio del médico y en ocasiones evidentemente es necesario arriesgarse a un tratamiento más agresivo. Pero en la actualidad es más cómodo simplemente suprimir síntomas y lidiar con los efectos secundarios después, algo que también es mejor para el negocio.

Lo anterior no significa que los medicamentos psiquiátricos no tengan utilidad, sino que son usados en exceso y no son tan efectivos como se cree, por lo cual es importante incorporar otras estrategias. Recientemente un estudio mostró que la psilocibina (ingrediente activo de los “hongos mágicos”) es altamente efectiva en tratar la depresión y la ansiedad en pacientes con cáncer). El problema de esto es que es ilegal y solamente se requiere una dosis para ser efectiva, por lo cual no es buen negocio.

El periodista John Horgan en Scientific America, revisando los datos más recientes, concluye: “La psiquiatría estadounidense, en colusión con la industria farmacéutica, puede estar perpetrando el caso más grande de iatrogenesis (tratamiento médico dañino) en la historia”.

Visto en: http://pijamasurf.com/2016/12/es_hora_de_que_los_psiquiatras_se_den_cuenta_que_los_farmacos_danan_mas_de_lo_que_ayudan/

Dr. Peter Gøtzsche: la industria farmacéutica es crimen organizado

El Profesor Peter C. Gøtzsche se graduó como Master of Science en biología y química en 1974 y como médico en 1984. Es especialista en medicina interna; trabajó con la industria farmacéutica de 1975 a 1983, y en los hospitales de Copenhagen de 1984 a 1995. Con otros 80 compañeros, ayudó a fundar The Cochrane Colaboration en 1993 junto a Sir Iain Chalmers, y estableció The Nordic Cochrane Center el mismo año. En el 2010 fue nombrado profesor de Clinical Research Design and Analysis en la universidad de Copenhagen. Ha publicado más de 70 estudios en las cinco revistas científicas médicas más importantes del mundo, las “big five”, –BMJ, Lancet, JAMA, Annals of Internal Medicine y New England Journal of Medicine- y sus trabajos han sido citados más de 15.000 veces. Es uno de los metodólogos científicos más influyentes del mundo al ser co-autor de los protocolos más relevantes para acreditar los artículos médicos: CONSORT para los estudios aleatorizados (www.consort-statement.org), STROBE para los estudios observacionales (www.strobe-statement.org), PRISMA para las revisiones sistemáticas y metaanálisis (www.prisma-statement.org) y SPIRIT para protocolos de estudios (www.spirit-statement.org). Además es autor de tres libros fundamentales en medicina: Deadly medicines and organised crime: How big pharma has corrupted healthcare. London: Radcliffe Publishing; 2013 (Traducido al castellano); Mammography screening: truth, lies and controversy. London: Radcliffe Publishing; 2012; y Rational diagnosis and treatment: evidence-based clinical decision-making. 4th ed. Chichester: Wiley; 2007.

En esta pequeña entrevista, Gøtzsche expone las conclusiones a las que ha llegado en relación a la industria farmacéutica, a saber, que sus prácticas de soborno y corruptelas son de tipo mafioso, que los fármacos que venden en su mayoría se basan en principios pseudocientíficos y que ello supone que se antepone el beneficio económico a costa de la salud de los pacientes. Es autor del libro, recientemente traducido al castellano, “Medicamentos que matan y crimen organizado”:

http://www.loslibrosdellince.com/cate…

http://www.cochrane.org/

Resultados del primer estudio comparando niños vacunados vs no vacunados

“Los niños vacunados eran significativamente menos propensos que los no vacunados a ser diagnosticados con varicela y tos ferina, pero significativamente más propensos a haber sido diagnosticados con neumonía, otitis media, alergias y trastornos del desarrollo neurológico.”

Se ha completado un primer estudio de este tipo sobre más de 650 niños que compara a niños vacunados y no vacunados,

En esta encuesta de más de 400 madres, compararon a sus niños vacunados y no vacunados en una amplia gama de resultados de salud para determinar si había una asociación entre la vacunación y los trastornos del desarrollo neurológico (NDD), y si la hay, si esta asociación sigue siendo significativa después del ajuste para otros factores medidos.

Las conclusiones son escalofriantes: Los vacunados tuvieron una mayor tasa de alergias y trastornos del espectro autista, trastorno por déficit de atención con hiperactividad y/o una discapacidad de aprendizaje (NDD) que los no vacunados.

A continuación se muestra el resumen del estudio

Resultados de vacunación y salud: Una encuesta de niños vacunados y no vacunados de 6 a 12 años basada en informes de madres

RESUMEN
Antecedentes: Las vacunas han evitado millones de enfermedades infecciosas, hospitalizaciones y muertes entre niños estadounidenses. Sin embargo, los resultados de salud a largo plazo del programa de vacunación de rutina siguen siendo desconocidos. Los estudios han sido recomendados por el Instituto de Medicina para abordar esta cuestión.

Objetivos Específicos: Comparar niños vacunados y no vacunados en una amplia gama de resultados de salud, y determinar si una asociación encontrada entre la vacunación y los trastornos del desarrollo neurológico (NDD), si los hay, sigue siendo significativa después del ajuste para otros factores medidos.

Diseño: Una encuesta transversal de madres de niños educados en casa.

Métodos: Se les pidió a las escuelas de cuatro estados (Florida, Louisiana, Mississippi y Oregon) enviar un correo electrónico a sus miembros pidiendo a las madres que completaran un cuestionario en línea anónimo sobre el estado de vacunación y los resultados de salud de sus hijos biológicos de 6 a 12 años.

Resultados: Un total de 415 madres proporcionaron datos sobre 666 niños, de los cuales 261 (39%) no fueron vacunados. Los niños vacunados eran significativamente menos propensos que los no vacunados a ser diagnosticados con varicela y tos ferina, pero significativamente más propensos a haber sido diagnosticados con neumonía, otitis media, alergias y NDD (definido como Trastorno del Espectro Autista, Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad y/o una discapacidad de aprendizaje). Después del ajuste, los factores que se mantuvieron significativamente asociados con NDD fueron la vacunación (OR 3,1, IC del 95%: 1,4, 6,8), sexo masculino (OR 2,3, IC del 95%: 1,2,3,3) y parto prematuro (OR 5,0, 95% CI: 2,3, 11,6). En un modelo ajustado final, la vacunación, pero no el parto prematuro, permaneció asociada con NDD, mientras que la interacción de parto prematuro y vacunación se asoció con un aumento de 6,6 veces las probabilidades de NDD (IC del 95%: 2,8, 15,5).

Conclusiones: En este estudio basado en los informes de las madres, los vacunados tenían una mayor tasa de alergias y NDD que los no vacunados. La vacunación, pero no el parto prematuro, permaneció significativamente asociado con NDD después de controlar otros factores. Sin embargo, el nacimiento prematuro combinado con la vacunación se asoció con un aparente incremento sinérgico en las probabilidades de NDD. Se necesitan más investigaciones con muestras más grandes e independientes para verificar y comprender estos resultados inesperados con el fin de optimizar el impacto de las vacunas en la salud de los niños.

Mawson AR, Ray BD, Bhuiyan AR and Jacob B (2016). Vaccination and Health Outcomes: A Survey of 6- to 12-year-old Vaccinated and Unvaccinated Children based on Mothers’ Reports. Front. Public Health 4:270. doi: 10.3389/fpubh.2016.00270
http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fpubh.2016.00270/abstract

Vaccination and Health Outcomes: A Survey of 6- to 12-year-old Vaccinated and Unvaccinated Children based on Mothers’ Reports

ABSTRACT
Background: Vaccinations have prevented millions of infectious illnesses, hospitalizations and deaths among US children. Yet the long-term health outcomes of the routine vaccination program remain unknown. Studies have been recommended by the Institute of Medicine to address this question.

Specific Aims: To compare vaccinated and unvaccinated children on a broad range of health outcomes, and to determine whether an association found between vaccination and neurodevelopmental disorders (NDD), if any, remains significant after adjustment for other measured factors.

Design: A cross-sectional survey of mothers of children educated at home.

Methods: Homeschool organizations in four states (Florida, Louisiana, Mississippi, and Oregon) were asked to forward an email to their members, requesting mothers to complete an anonymous online questionnaire on the vaccination status and health outcomes of their biological children ages 6 to 12.

Results: A total of 415 mothers provided data on 666 children, of which 261 (39%) were unvaccinated. Vaccinated children were significantly less likely than the unvaccinated to have been diagnosed with chickenpox and pertussis, but significantly more likely to have been diagnosed with pneumonia, otitis media, allergies and NDDs (defined as Autism Spectrum Disorder, Attention Deficit Hyperactivity Disorder, and/or a learning disability). After adjustment, the factors that remained significantly associated with NDD were vaccination (OR 3.1, 95% CI: 1.4, 6.8), male gender (OR 2.3, 95% CI: 1.2, 4.3), and preterm birth (OR 5.0, 95% CI: 2.3, 11.6). In a final adjusted model, vaccination but not preterm birth remained associated with NDD, while the interaction of preterm birth and vaccination was associated with a 6.6-fold increased odds of NDD (95% CI: 2.8, 15.5).

Conclusions: In this study based on mothers’ reports, the vaccinated had a higher rate of allergies and NDD than the unvaccinated. Vaccination, but not preterm birth, remained significantly associated with NDD after controlling for other factors. However, preterm birth combined with vaccination was associated with an apparent synergistic increase in the odds of NDD. Further research involving larger, independent samples is needed to verify and understand these unexpected findings in order to optimize the impact of vaccines on children’s health.

Keywords: Acute diseases; Chronic diseases; Epidemiology; Evaluation; Health policy; Immunization; Neurodevelopmental disorders; Vaccination, Acute diseases, chronic diseases, Epidemiology, Evaluation, Health Policy, Immunization, Neurodevelopmental disorders, Vaccination

Citation: Mawson AR, Ray BD, Bhuiyan AR and Jacob B (2016). Vaccination and Health Outcomes: A Survey of 6- to 12-year-old Vaccinated and Unvaccinated Children based on Mothers’ Reports. Front. Public Health 4:270. doi: 10.3389/fpubh.2016.00270
http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fpubh.2016.00270/abstract