Obsolescencia Programada – Documental

Baterías que se ‘mueren’ a los 18 meses de ser estrenadas, impresoras que se bloquean al llegar a un número determinado de impresiones, bombillas que se funden a las mil horas… ¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos? ¿Es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados? ¿Quieres saber dónde terminan?

Anuncios

Terra

El desarrollo del hombre y el avance de las distintas civilizaciones nos ha distanciado del mundo salvaje. Nos hemos ido olvidando de la naturaleza y hemos sido responsables de la extinción de algunas especies. Aún no es demasiado tarde para cambiar, pero para eso debemos salir al encuentro de nuestra propia condición humana.

“Los animales salvajes se volvieron refugiados en la Tierra. Tienen sed, hambre y miedo. Pronto no tendrán a dónde ir. Desaparecen uno tras otro. Los reemplazamos por un mundo doméstico que alimenta, que sirve. Un mundo útil para los hombres”, nos dice Vanessa Paradis, quien narra este tremendo documental utilizando la primera persona para hablar en representación de toda la humanidad. ¿Podrá el hombre sobrevivir sin la vida silvestre?

Somos lo que Comemos

Es un documental estadounidense de 2008 dirigido por el cineasta ganador de un Emmy Robert Kenner. El filme está ligeramente basado en el bestseller de no ficción del 2001 Fast Food Nation, de Eric Schlosser, y The Omnivore’s Dilemma de Michael Pollan. La trama parte del punto de vista de la industria alimentaria estadounidense, relatada con mucho realismo, entrevistas en primera persona con los productores, agricultores y granjeros, comandados por las grandes multinacionales con las que tienen contrato de servicio. Un contrato que les pone numerosas cláusulas estudiadas sobre cría, alimentación y aspectos claves del crecimiento y desarrollo de los animales. Por ejemplo, la alimentación en base a piensos manipulados específicamente en laboratorio para que los animales se desarrollen de forma más voluminosa (con más carne), en mucho menos tiempo.

Una jovencita de 90 años

La llegada del coreógrafo Thieu Niang a un hospital transforma el día a día de unas ancianas enfermas de Alzheimer. A sus 92 años, Blanche recupera frente a la cámara la energía vital perdida.  Un documental de una delicadeza indescriptible: un canto a la vida; una oda a la danza y a la empatía.

CRÉDITOS
  • Realización:Yann Coridian, Valeria Bruni Tedeschi
  • País :Francia
  • Año :2016

https://www.arte.tv/player/v3/index.php?json_url=https%3A%2F%2Fapi.arte.tv%2Fapi%2Fplayer%2Fv1%2Fconfig%2Fes%2F069055-000-A%3Fautostart%3D1%26lifeCycle%3D1&lang=es_ES&embed=1&mute=0

“Citizenfour” el Documental

Trata sobre los escándalos de espionajes que se producen en la NSA. Este documental se enmarca en una trilogía de la autora (junto a “My Country, my country” y “The Oath”), que aborda desde su mirada la sociedad norteamericana y su relación global tras el 11-S.

Una intriga a nivel mundial, un héroe que debe renunciar a toda su vida para denunciar una enorme conspiración de vigilancia, persecuciones y viajes por el mundo. De Hong Kong a Río de Janeiro pasando por Berlín… Suena a película de James Bond, pero por extraño que parezca estamos hablando de un trepidante documental: Citizenfour,.

Edward Joseph Snowden (Elizabeth City, 21 de junio de 1983) es un consultor tecnológico estadounidense, informante, antiguo empleado de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional).2 3 En junio de 2013, Snowden hizo públicos, a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post, documentos clasificados como alto secreto sobre varios programas de la NSA, incluyendo los programas de vigilancia masiva PRISM y XKeyscore.3 4 5 6 7.

Visto en: https://www.ufo-spain.com/2016/12/18/citizenfour-documental-demuestra-todos-estamos-vigilados/

La era de la estupidez – Documental

La era de la estupidez (Age of stupid) es un documental dirigido por Fanny Armstrong, una documentalista británica, activista contra el cambio climático. Desde el comienzo la película advierte que lo que mostrará del futuro está basado en predicciones científicas y que lo que se verá del presente son imágenes verídicas, documentales. Tras esa advertencia la película shockea con un planeta Tierra devastado en el año 2055. Australia está en llamas. Las Vegas cubierto por la arena. El ártico es un océano fuera de control y sin hielo. Londres está bajo el agua. El Taj Mahal, en India, destruido por vaya a saber qué guerra.

En la película, el británico Pete Postlethwaite (“el mejor actor del mundo”, según Steven Spielberg), es un archivista que se encargó de preservar todo aquello que ya desapareció de la faz de la Tierra en una base elevada cientos de metros sobre el océano Ártico. En esta especie de Arca de Noé del futuro conviven embalsamados los animales que jamás volverán a caminar sobre el planeta con los documentos y piezas que registran miles de años de historia humana. Allí el archivista graba un mensaje para la posteridad, revisando imágenes documentales y periodísticas del año 2007, tratando de comprender qué hacía el hombre mientras destruía el planeta y se encaminaba hacia su final.

“No fuimos la primera forma viviente en desaparecer. Pero lo que es único es que lo hicimos sabiéndolo. ¿Qué es lo que eso dice sobre nosotros? La pregunta que me he estado haciendo es ¿por qué no nos salvamos cuando pudimos hacerlo?”, dice apesadumbrado mientras graba su video con la esperanza de que alguien, en algún lugar del espacio escuche su historia y no repita nuestros errores

Un impresionante corto nos muestra cómo les arrebatamos la creatividad a los niños

La creatividad es una de las cualidades que más valora la sociedad pero también es una de las más escasas. Y no es raro ya que la escuela se encarga de arrebatárselas a los niños desde una edad muy temprana.
De hecho, la creatividad no es simplemente la capacidad para enlazar diferentes elementos que den lugar a una idea original y novedosa, la creatividad también es:
– Atreverse a ser diferente
– Arriesgar e ir más allá de los límites establecidos
– Confiar en el instinto
– Ser auténticos
– Desarrollar una visión diferente de la vida
Desgraciadamente, muchas de las escuelas están estructuradas de forma tal que se limitan a transmitir conceptos y teorías ya existentes, sin promover la reflexión. Los niños deben copiar y memorizar, no hay espacio para la creación.
En casa la situación no es muy diferente ya que los padres les exigen a sus hijos que obtengan buenas calificaciones en el colegio, lo cual significa seguir las reglas de una educación escolástica que no tiene en cuenta la individualidad.
De esta forma, en cierto momento se produce un fenómeno que podríamos denominar “amputación del yo”. El niño se va adaptando poco a poco al entorno en el que le ha tocado vivir, abandona sus sueños y comienza a acatar las normas que impone la sociedad porque comprende que de esta forma será aceptado y amado. Así se reduce considerablemente su “yo”.
Frases como “esa no es la respuesta correcta”, “jugar es una pérdida de tiempo” o “eso no es lógico” implican que la creatividad no encaja en el esquema general del mundo. Así los niños también terminan perdiendo la fantasía, la imaginación y la alegría, por lo que no es extraño que se conviertan en adultos grises que se sienten atrapados en un trabajo que no les gusta.

Deberíamos ir a escuela de adultos, no de niños

Cada niño es único y especial. No se puede juzgar a un pez por su habilidad para trepar a un árbol porque este vivirá toda su vida pensando que es estúpido.
La relación con los niños no debe ser de imposición sino de descubrimiento. No se trata de imponerles lo que deben ser sino de ayudarles a descubrir lo que son y lo que quieren ser. Los padres y los maestros deberían ser orientadores, compañeros de exploración y aventuras, más que figuras encargadas de establecer estándares imposibles.
Este precioso cortometraje nos muestra cómo les arrebatamos la creatividad a los niños y nos hace reflexionar. Se trata de una producción animada codirigida por Rafa Cano Méndez y dirigida por Daniel Martínez Lara que se llevó el Premio Goya al Mejor Cortometraje de Animación. Echadle un vistazo porque cada minuto vale la pena.

Psiquiatría: La siniestra estafa

La Psiquiatría, tal y como la conocemos hoy en día, es más un negocio que una ciencia. Su conglomerado de teorías “a medio hacer” las transmite una élite arbitraria: autoridades que han conseguido alcanzar esa condición a través de sus conocidos y engatusando al gobierno para que les conceda aún más dinero en subvenciones. Mientras tanto, en cuanto a lo que hacen en realidad, existen solamente tres métodos primarios de “tratamiento”: electrochoque, psicocirugía y fármacos psicotrópicos.