El juego del “YO”

“Solo hay lo que Es…
y lo que Es… simplemente Es.
El Absoluto no tiene ningún propósito, simplemente Es…
Y cuando se identifica con su propio reflejo (el mundo manifestado), se aleja del reconocimiento de sí mismo y cae en el olvido de sí mismo, generando así un falso personaje, el “yo”. Una identidad separada.
Aquí es cuando empieza el juego”.
(Extracto del texto)

Todo es un juego…
absolutamente todo es realmente un solo juego…
no hay nada más que descubrir…
no hay que seguir buscando…
todo lo que anhelas, ya está Aquí..
Tú eres Eso.

Estamos identificados con nuestro cuerpo físico…
tenemos la total creencia de que somos este cuerpo,
y también creemos que somos nuestros pensamientos,
los cuales derivan a nuestras emociones…
Basamos toda nuestra existencia en función de nuestras experiencias…
Todos los acontecimientos y situaciones, absolutamente todo lo que percibimos y experimentamos, nos lleva a crear nuestra historia de vida…
Por tanto, nos formamos una identidad basada en nuestro cuerpo, nuestros pensamientos, emociones y nuestra historia…
Así es como nace el “yo”.

Pero, ¿quién es este yo?
Búscalo…
¿Dónde está realmente este yo? ¿Puedes encontrarlo?
¿Quién es este yo que observa cómo respiro…
Quién es este yo que observa cómo me visto, cómo pienso, cómo hablo, cómo me muevo?
¿Quién es este yo?
¿Es el cuerpo?…
No puede ser el cuerpo.
El yo no puede ser el cuerpo porque cuando vamos a dormir por la noche, durante el descanso, el cuerpo reposa y yo sigo experimentando historias, sueños… yo sigo ahí en medio de todas esas experiencias ilusorias mientras el cuerpo descansa sobre la cama…
Por tanto, yo no puedo ser el cuerpo. Y si no soy el cuerpo, ¿quién soy?
¿Dónde está el yo?…
Búscalo bien…
¿En qué lugar está el yo?… ¿Puedes señalarlo?

El yo no está en ningún sitio…
No puedo señalarlo…
no hay nadie ahí…
solo hay espacio, vacío, nada, silencio…
puedes comprobarlo por ti mismo…

¿Quién es el que está leyendo estas letras?…
Lo más probable es que tu respuesta sea “yo”…
Señalas a tu cuerpo, como diciendo, soy yo. Pero realmente, no eres tu cuerpo.
¿Quién es este yo?
¿dónde está el yo?
Búscalo…

¿Has podido encontrarlo?
Efectivamente, el yo no puede ser encontrado, pues no existe en realidad…
Todo, absolutamente todo es nada, vacío, es cero, es silencio..
pero al mismo tiempo, esta nada, este vacío, es todo…
Esta es la Gran Paradoja.
Todo es Nada y Nada es Todo…

Nada de lo que percibimos en el mundo de la forma existe en realidad… todo son apariencias, proyecciones de la misma Conciencia Pura, proyectada en infinitas posibilidades…
Del Vacío surge toda la creación…pero nada de lo que existe en las dimensiones manifestadas de la creación, nada es Verdadero, es tan sólo un reflejo…
Es como cuando me miro al espejo… cuando veo mi rostro reflejado en el espejo… ¿cuál de los dos es real y cuál es falso?…
El reflejo en el espejo es falso, es la proyección…

Lo mismo sucede con lo que Es (la Conciencia Pura, el Absoluto):
a través de la mente, se refleja a sí misma manifestándose en formas físicas… crea un reflejo manifestado de sí mismo… y se deleita tanto en tal reflejo que acaba creyendo que es el reflejo mismo… olvidándose que en realidad, lo manifestado es tan solo un espejismo… no existe como Verdad, sólo existe como apariencias. Igual que el reflejo de nuestro rostro en el espejo; existe pero es una apariencia.
Por tanto, todo lo que experimentamos, percibimos, son apariencias, son proyecciones…
Absolutamente toda esta vida que creemos vivir, es tan sólo un juego; el juego del experimentar…
y ¿qué propósito hay en este vivir, en este experimentar?
¿para qué estamos aquí?

Realmente, si profundizas en tu interior, puedes ver que no hay ningún propósito…
No hay en absoluto ningún propósito…
Solo hay lo que Es…
y lo que Es… simplemente Es.
El Absoluto no tiene ningún propósito, simplemente Es…
Y cuando se identifica con su propio reflejo (el mundo manifestado), se aleja del reconocimiento de sí mismo y cae en el olvido de sí mismo, generando así un falso personaje, el “yo”. Una identidad separada.
Aquí es cuando empieza el juego.

Así que mientras sigas creyendo que eres el cuerpo, tu identidad y tu historia, seguirás atrapado en esta esclavitud, llamada Samsara, maya o matrix, la cual te producirá todo tipo de sufrimiento.

Tener un cuerpo es la principal esclavitud, ya que todo, absolutamente todo lo que un ser humano debe hacer es alimentar su cuerpo… y para poder hacerlo, ha creado un sistema social en el cual se hacen todo tipo de actividades para “ganarse el sustento”…
Pero todo esto sólo forma parte del mismo juego…

¿Has deseado alguna vez poder dejar de participar en este juego?
En la infancia te ves obligado a estudiar para poder así, en la etapa adulta lograr un trabajo bien remunerado, para poder cubrir todas las necesidades que requiere el cuerpo físico…
¿Tanta esclavitud y tanto sufrimiento sólo para eso? ¿alimentar al cuerpo y tenerlo limpio y descansado?
¿Te has parado a pensar alguna vez cómo puedes liberarte de tal sometimiento y esclavitud?

La respuesta es la siguiente:
Mientras sigas creyendo que eres o tienes un cuerpo, y que todo lo que se tiene que hacer en la vida es esforzarse para poder alimentar el cuerpo y cubrir sus necesidades, estarás sometido bajo este juego y totalmente esclavizado…
Date cuenta de que todo esto es tan sólo el reflejo del espejo, no es la realidad… la Realidad eres Tú pero estás totalmente alejado de Ti Mismo…
Al creer que eres la apariencia manifestada, te has olvidado de Ti Mismo y por tanto, estás desconectado de Ti Mismo…
Mientras sigas desconectado, deberás jugar a este juego…
Pero cuando empieces a dejar de prestarle atención al juego y vuelvas tu atención hacia adentro… hacia lo que Realmente Eres… entonces Lo que Es te envolverá en un abrazo de Amor… y te fundirás en él.

Mientras eres un “yo”, alejado de Ti Mismo, Eso que Es, te quita el abrazo y entonces debes jugar al juego de esforzarse para poder alimentar el cuerpo…
Pero cuando dejas de prestar atención al mundo de las apariencias y tu principal enfoque es la Unión, la Devoción con Ti Mismo, entonces, Eso te envuelve en el abrazo y el juego se acaba…
El juego se acaba porque cuando vives unido al Ti Mismo, y tu prioridad más importante es Ser en Ti Mismo, solo entonces, es cuando todo te es dado para gozar en el Amor de Ti mismo.
Ya no hay separación… y al no haber separación, al no haber dos yoes (el Real y el que se refleja en el espejo), permaneces en la Abundancia y la Gracia que Eres… y todo se te es dado.
Solo un “yo” separado permanece en la carencia, debido a la sensación de ser separado de Todo.

Así que lo más importante y principal en este juego, es Reconocerte y Establecerte en lo que Eres Realmente.
Cuando pones esto como prioritario en tu vida, todos los “problemas” desaparecen y Lo que Es cuida de Si Mismo.

Fuente: Camino al Despertar – Autor no especificado

Reedición, título post: Freeman

Anuncios

Carta para ti, que te encuentras en el mayor momento de debilidad en tu vida

Resultado de imagen de debilidad

Te veo tratando de sobrellevar el dolor, de ser dura, de convencer a todo el mundo que estás bien cuando realmente no es así.

Puedo ver a través de tus ojos inyectados de sangre y tu sonrisa forzada porque he estado allí, la mayoría de la gente ha estado allí.

Quieres mostrarle al mundo tu fuerza porque lo último que deseas es que la gente hable de cómo tu mundo se desmorona y tú junto con él. Quieres probar que eres dura, que puedes manejar lo que la vida te está haciendo, pero a veces no puedes con todo solo/a y está bien pedir ayuda.

No tienes que ser fuerte todo el tiempo. Está bien ser débil, sentirlo, estar triste, pedir ayuda, de hecho, qué bueno que lo hagas. No tienes que embotellar todas tus emociones, ni mentir a la gente que amas. No tienes que ser fuerte para todos los demás cuando tu mundo se cae bajo tus pies. Los demás no siempre tienen que ser tu prioridad, a veces es necesario cuidar de ti misma en primer lugar.

No tienes que ser fuerte todo el tiempo porque fingir puede ser agotador, mental y físicamente. Es difícil mantener la mentira cuando todo lo que quieres hacer es ponerle fin y decirle a la gente que realmente no estás bien. Porque la verdad, no siempre todo estará bien. Tienes permitido ser un desastre, estar triste, luchar, sentirte rota y confundida y perdida. Todas sus emociones y sentimientos son relevantes. Te lo prometo: admitir que estás luchando no te hace débil de ninguna manera.

Encuentra en tu vida a aquellos que te aman y te apoyan. Diles lo que te pesa, cómo te sientes, deja salir todo porque no mereces ser una prisionera de tu propia mente. No deberías fingir que estás bien cuando te caes en pedazos. Admitir que estás luchando puede ser una de las mejores cosas que hagas por ti; puede quitarte peso de encima, mostrarte quién está realmente contigo y ayudarte a entender lo que está pasando.

Se necesita verdadera fuerza para ser vulnerable, para abrirte a las cosas que te hacen sentir incómoda. Se necesita verdadero valor para admitir que tienes problemas y estás luchando, porque es difícil. Ocultar tus problemas y fingir que no te están comiendo viva, es la verdadera debilidad.

Lo más importante es que tienes que darte cuenta que eres tan humana como todos,  y podemos ser fuertes tanto como podamos manejar el dolor antes de que necesitemos pedir ayuda. Deja salir tus emociones, pide ayuda, habla de tus luchas porque te liberará de las cadenas que arrastras innecesariamente en este momento.

No tienes que ser fuerte todo el tiempo, a veces solo necesitas que alguien tome parte del peso de tus hombros y te dé un descanso. Confía en los que amas, siente el dolor y date la oportunidad de cuidarte primero. No hay nada de malo en dejar que otros te carguen un poco por el camino, como has hecho tantas veces por ellos.

Visto en: http://www.latribuna.hn/2017/04/11/carta-ti-te-encuentras-mayor-momento-debilidad-vida/

Un impresionante corto nos muestra cómo les arrebatamos la creatividad a los niños

La creatividad es una de las cualidades que más valora la sociedad pero también es una de las más escasas. Y no es raro ya que la escuela se encarga de arrebatárselas a los niños desde una edad muy temprana.
De hecho, la creatividad no es simplemente la capacidad para enlazar diferentes elementos que den lugar a una idea original y novedosa, la creatividad también es:
– Atreverse a ser diferente
– Arriesgar e ir más allá de los límites establecidos
– Confiar en el instinto
– Ser auténticos
– Desarrollar una visión diferente de la vida
Desgraciadamente, muchas de las escuelas están estructuradas de forma tal que se limitan a transmitir conceptos y teorías ya existentes, sin promover la reflexión. Los niños deben copiar y memorizar, no hay espacio para la creación.
En casa la situación no es muy diferente ya que los padres les exigen a sus hijos que obtengan buenas calificaciones en el colegio, lo cual significa seguir las reglas de una educación escolástica que no tiene en cuenta la individualidad.
De esta forma, en cierto momento se produce un fenómeno que podríamos denominar “amputación del yo”. El niño se va adaptando poco a poco al entorno en el que le ha tocado vivir, abandona sus sueños y comienza a acatar las normas que impone la sociedad porque comprende que de esta forma será aceptado y amado. Así se reduce considerablemente su “yo”.
Frases como “esa no es la respuesta correcta”, “jugar es una pérdida de tiempo” o “eso no es lógico” implican que la creatividad no encaja en el esquema general del mundo. Así los niños también terminan perdiendo la fantasía, la imaginación y la alegría, por lo que no es extraño que se conviertan en adultos grises que se sienten atrapados en un trabajo que no les gusta.

Deberíamos ir a escuela de adultos, no de niños

Cada niño es único y especial. No se puede juzgar a un pez por su habilidad para trepar a un árbol porque este vivirá toda su vida pensando que es estúpido.
La relación con los niños no debe ser de imposición sino de descubrimiento. No se trata de imponerles lo que deben ser sino de ayudarles a descubrir lo que son y lo que quieren ser. Los padres y los maestros deberían ser orientadores, compañeros de exploración y aventuras, más que figuras encargadas de establecer estándares imposibles.
Este precioso cortometraje nos muestra cómo les arrebatamos la creatividad a los niños y nos hace reflexionar. Se trata de una producción animada codirigida por Rafa Cano Méndez y dirigida por Daniel Martínez Lara que se llevó el Premio Goya al Mejor Cortometraje de Animación. Echadle un vistazo porque cada minuto vale la pena.

Este Corto Sobre La Soledad Y La Vejez Ha Emocionado La Web

Laura Stewart es una experta de animacion canadiense, autora de este belisimo corto: ha ganado diferentes festivales y concursos con esta breve historia sobre la vejez y sobre la soledad. En realidad no existe una trama verdadera y propia: Stewart ha dado voluntariamente espacio a la fantasia de cada espectador, dejando a cada no la libertad de interpretar a su modo la figura de Blobby, el ser gris segun lo que acompaña al hombre en el film. Segun ustedes que representa Blobby?

Antes de morir VIVE

William Shakespeare decía: “Siempre me siento feliz, ¿sabes porqué?. Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte. No permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima. Los gritos son el alma de los cobardes, de los que no tienen razón. Siempre encontraremos gente que te quiere culpar de sus fracasos, y cada quien tiene lo que se merece. Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida, para avisarnos que después de un túnel oscuro y lleno de soledad, vienen cosas muy buenas. “No hay mal que por bien no venga”. Por eso, disfruta la vida que es muy corta, por eso ámala, se feliz y siempre sonríe. Solo vive intensamente para ti y por ti. Recuerda: Antes de discutir-respira; antes de hablar-escucha; antes de escribir-piensa; antes de herir-siente; antes de rendirte-intenta; antes de morir-VIVE. La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y a admirar sus cualidades. Que quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haber perdido y que quien hace mal algún día recibirá su merecido. Si quieres ser feliz haz feliz a alguien, si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas. Recuerda, a veces de quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias¡. Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa “Estoy bien”.

15178986_10154691754302480_6870915276981805652_n

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca

itaca7

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuanto más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar ahí es tu destino.
Más no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.
Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás qué significan ya las Ítacas.
C.P. Kavafis

Criemos a niños que no tengan que recuperarse de sus infancias

padre-abrazando-hija

Criemos a niños que no tengan que recuperarse de sus infancias

Definitivamente los hijos no llegan a los padres junto a un manual de instrucciones, la crianza dependerá en la mayoría de los casos de modelos vividos, de alguna información leída o escuchada y en uno de los mejores escenarios de la intuición.

Se presenta el dilema de experimentar en cuanto a la crianza de los niños, realizando un esfuerzo por respetar sus etapas, por ser lo más cuidadosos posibles o sencillamente montarse en la ola de los que argumentan ser personas de bien, luego de haber sido criados sometidos a castigos, golpes o cualquier tipo de autoritarismo.

El-amor-nunca-hará-que-los-niños-se-malcríen

Es mucho más sencillo no nadar contra la corriente, seguir patrones que vienen repitiéndose de generación en generación, que dedicarse a hacer las cosas de una forma diferente, resulta más fácil, primero porque es lo que normalmente, sin mucha teoría y lastimosamente con mucha práctica, vivimos y porque hacerlo de otra manera requiere mucha más dedicación.

La crianza respetuosa se basa principalmente en la atención, en la empatía y principalmente en el respeto. Las acciones de los niños, encierran mucho más de lo que se ve, los niños están en un proceso de aprendizaje en donde no cuentan con muchos recursos para expresar sus emociones y si no los ayudamos a canalizarlas de una forma adecuada, sino que los reprimimos y maltratamos, estaremos generando en ellos un mal profundo.

Ser padres es una decisión y con ella debería venir el compromiso de hacerlo lo mejor posible y esto debe incluir romper paradigmas de ser necesario. Abrir los ojos en cuanto a lo que estamos haciendo y evaluar objetivamente nuestro rol en la vida de esos pequeños que dependen completamente de quienes lo han traído al mundo.

Existe una muy baja tolerancia a las acciones normales de los niños, a sus pataletas, a su llanto, a sus berrinches y muy poco interés en buscar el porqué  de esa conducta, solo se quiere salir de la situación incómoda de la forma más rápida posible y con los menores efectos colaterales, aunque esto represente aplicar la “autoridad” que se ha ganado por imposición y no por respeto y confianza.

Niños

Hay una brecha entre el respeto y el miedo, los hijos deben respetar a los padres, pero no temerles, el temor solo siembra falta de confianza, resentimiento y rebeldía en los niños. Cuando vemos un niño al que le hacen callar con una mirada, estamos viendo a un niño que probablemente no tenga ninguna libertad para expresar sus emociones, que ha sido reprendido de forma inadecuada y sencillamente tiene miedo a un castigo.

La presión social puede llevar a muchos padres a sucumbir al poco acompañamiento de los hijos  en sus etapas: Por qué llora tanto? Vas a dejar que haga ese berrinche? Si no le pones carácter va a ser contigo lo que quiera. Lo que está es manipulando. Yo en tu lugar ya le hubiese dado una sola nalgada. En fin, millones de comentarios y opiniones de los gurús de la crianza que no soportan ver a un niño manifestándose mediante a sus recursos en las edades que les corresponda.

niña-globos

No se trata de reprimir al niño, se trata de entender el por qué está reaccionando de una forma particular y acompañarlo en el proceso, aunque esto signifique abrazarlo en medio de una pataleta. Mientras mayor es la comunicación con el niño, mientras más se le explica empáticamente lo que le ocurre es más fácil que aprenda a dar otro manejo de sus emociones.

Dediquemos a los niños el tiempo que merecen, actuemos como sus padres, sus cuidadores, aquellos que los pondrán sobre cualquier persona, respetemos sus etapas, el manejo de sus recursos y ayudemos a cambiar al mundo a través del amor y la tolerancia, no desde el miedo y la represión.

Visto en: http://rincondeltibet.com/blog/p-criemos-a-ninos-que-no-tengan-que-recuperarse-de-sus-infancias-19244

Invierte en aquello que te puedas llevar al morir

Hace años cuando compré mi casa mi madre me preguntó justo antes de coger las vacaciones “hija ¿cómo es que te vas de viaje si no has cambiado las ventanas de tu casa?”. En ese momento algunas ventanas no cerraban bien y entraba un frío considerable por ellas. Quizás lo “sensato” hubiera sido quedarme, en cambio mi respuesta fue “prefiero invertir mi dinero en algo que pueda llevarme al morir”. Y mira, a día de hoy pienso igual.

Mis ventanas se quedarán aquí. Mis muebles, mi ropa y todo lo que poseo también. Mis viajes, mis lecturas, mis aprendizajes, mis decisiones, mis atrevimientos, mis relaciones, mis recuerdos… Todo eso me lo llevo donde vaya y es lo que me convierte en lo que soy.

“Estamos en una sociedad que nos da múltiples ideas sobre dónde gastar nuestro dinero, que da importancia a lo banal y nos convence de que somos imperfectos. ”

Estamos en una sociedad que nos da múltiples ideas sobre dónde gastar nuestro dinero, que da importancia a lo banal y nos convence de que somos imperfectos. Deberías quitarte esos kilos de más, deberías de ganar más (como tu hermano), deberías de casarte que se te va a pasar el arroz, deberías de ser diez centímetros más alto, deberías de teñirte el pelo que se te ven las canas, deberías de ser mejor madre… Todo a nuestro alrededor indica que ni tú ni yo somos lo esperado, lo perfecto. Y ahora ¿qué hacemos? Una posibilidad es luchar desesperadamente intentando llegar a un ideal absurdo. Para ello recorreremos tiendas y compraremos ropa que transmita nuestro gran estilo, nos someteremos a rigurosas dietas y tablas de ejercicios, compraremos la última maravilla antiarrugas, estaremos muy pendientes de lo que llevan y hacen los famosos (ellos sí que saben) y, sobre todo, nos dejaremos un dineral intentando aparentar ser alguien que no somos. Al final de esta carrera estaremos como el hámster en la rueda: en el mismo sitio. Un lugar muy, muy lejos de nuestro verdadero ser.

“Criticarse a uno mismo es la herramienta más efectiva de una sociedad de consumo”

El otro día viendo un video de Esther Perel decía que “criticarse a uno mismo es la herramienta más efectiva de una sociedad de consumo”. Efectivamente tratar de convertirnos en otra persona cuesta mucho dinero y al final nos quedamos eternamente frustrados. Como ex publicitaria me pongo algo tensa cuando escucho (muy de vez en cuando, normalmente quito el volumen) las barbaridades que nos cuentan en los anuncios. Si quieres ser buena madre debes tener la casa impoluta y dar a tus bebés unos maravillosos polvos que sustituyen perfectamente tu leche materna. ¿Qué sabrá la naturaleza de alimentación? ¡La tele sabe más! También deberías de saber que el mundo está lleno de gente mala que quiere entrar en tu casa, ante la duda témelos a todos y, sobre todo, contrata el servicio de seguridad que solo quiere lo mejor para ti (ni se te pase por la cabeza que desean aprovechar tu miedo para enriquecerse). Ya que estás tampoco está de más que compres un coche que ni necesitas ni te viene bien pagar, porque da mucho estatus. Como estos ejemplos, cientos.

Con esto no quiero demonizar a los publicitarios, solo indicar que son cómplices al reforzar las bases de una sociedad enferma con sus anuncios. Eso sí, cada vez que tú te crees lo que dicen también lo eres. ¿Es sencillo salir de esa rueda? No. ¿Se puede? Sí.

“ Al reflexionar quizás veas que detrás de lo que compras hay miedo, falta de valoración personal o ganas de aparentar. En tal caso, ahórratelo. ”

Para ello hay que comenzar a tomar decisiones de compra consciente. Tampoco tiene que ser algo drástico, tómate tu tiempo.Las pequeñas decisiones repetidas en el tiempo son las importantes. La próxima vez que vayas a comprar cremas, comida o ropa pregúntate ¿realmente necesito esto? Y, muy importante, ¿qué emoción me impulsa a esta compra? Al reflexionar quizás veas que detrás de lo que compras hay miedo, falta de valoración personal o ganas de aparentar. En tal caso, ahórratelo. Puedes hacer una hucha donde ir echando todo lo que ahorres en esas compras que evitas. Luego gástalo en ti. En viajes, en cursos de cocina sana o de crecimiento personal, en un masaje, en terapia, en clases de yoga, en unas cervezas con los amigos, en una donación a una causa en la que creas, en un buen libro… En algo que te aporte, en algo que cuando conectes con la emoción que te impulsa te llene de alegría, amor o conexión. Hay un dicho que escuché hace años y me encanta: “Quien compra lo que no necesita se roba a sí mismo”.

El que fue presidente de Uruguay, José Mujica, lo explica de una manera muy lúcida: “Cuando tú gastas, en el fondo lo que estás gastando es tiempo de vida que se te fue”. Quizás no lo hayas visto antes así, lo cierto es que el dinero sale de tu trabajo y ese trabajo son horas de tu vida que dedicaste a eso. Por tanto, al comprar algo estás dando a cambio horas de vida que no volverán ¡que sea por algo que valga la pena!

Si hay algo que siempre he temido es llegar al momento de la muerte, mirar atrás y darme cuenta de que no entendí lo importante. Bronnie Ware es autora de un libro llamado “Los cinco arrepentimientos de los moribundos”. Ella ha trabajado años como enfermera en cuidados paliativos, eso la ha hecho estar en contacto con muchas personas en uno de los momentos más importantes de su vida, la muerte. Escuchar sus inquietudes y reflexiones ha cambiado su vida, algo que ha querido compartir en su obra y que resume en los siguientes arrepentimientos:

1.- Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer.

2.- Ojalá no hubiera trabajado tanto.

3.- Ojalá hubiera tenido el coraje de expresar lo que realmente sentía.

4.- Ojalá hubiera vuelto a tener contacto con mis amigos.

5.- Ojalá hubiera sido más feliz.

No menciona “ojalá hubiera sido más estiloso”, “ojalá hubiera tenido un Lamborghini” y tampoco dice “ojalá hubiera tenido un culo más firme”. Menciona lo importante de la vida: escucharte, pasar tiempo con los que amas, expresar tus emociones para conectar mejor y apreciar lo que tienes para ser más feliz.

Recuérdalo cada día y cuando llegue tu momento de dejar este planote irás lleno de historias hermosas, de vivencias y, muy importante, de paz.

Comparto contigo la versión online del artículo publicado en la Revista Universo Holístico: http://issuu.com/universoholistico/docs/uh92_web/75?e=3161993/34526160

 

Éstas fueron las palabras de la última sobreviviente del Titanic antes de morir

Sólo se pudieron recuperar 300 cadáveres, de los cuales muy pocos pudieron ser identificados.

Éstas fueron las palabras de la última sobreviviente del Titanic antes de morir - Imagen 2

Elizabeth Gladys Dean, más conocida como Millvina Dean, fue la última sobreviviente del hundimiento del Titanic. Fue la pasajera más joven de todos los que iban a bordo, porque sólo tenía 2 meses y 13 días cuando ocurrió la tragedia. Viajaba con sus padres y su hermano mayor. Habían vendido todo en Inglaterra para abrir una tienda de tabaco en Kansas. Murió a los 97 años de edad en su país.

El padre de ella falleció en el accidente marítimo y luego de la tragedia la familia regresó a Southampton. Allí Elizabeth recibió una educación financiado por organizaciones de caridad para los sobrevivientes y se desempeñó como secretaria y cartógrafa durante la Segunda Guerra Mundial.

Éstas fueron las palabras de la última sobreviviente del Titanic antes de morir - Imagen 3

En 2007 murió Barbara West, por lo que tanto ella se convirtió en la última sobreviviente del hundimiento. Elizabeth falleció el 31 de mayo de 2009 por unaneumonía. Sus restos fueron arrojados al muelle de Southampton. Ella debió desprenderse de todas sus pertenencias y recuerdos del Titanic para pagar sus caros cuidados médicos.

Sin embargo, lo único que sí quedó de ella fueron sus últimas palabras antes de morir:

“No vale la pena vivir la vida asustado por lo que pasará mañana, de esa manera sólo conseguirás vivir asustando. Los planes a largo plazo no valen para nada, sólo para trabajar y trabajar sin poder disfrutar nunca de lo logrado. Tengas 25 o 55 años, lo mejor que puedes hacer es dejarte ir, vivir según lleguen los acontecimientos, día a día, ya que nunca se sabe cuándo será el último, las cosas no son siempre como la historia las cuenta, pero la verdad siempre sale a la luz y será reveladora para cambiar los escrito sobre el Titanic”.

Y tú, ¿qué piensas de lo que dijo ella antes de morir?