CADA VEZ HAY MÁS PERSONAS CON ENFERMEDADES MENTALES, PESE A QUE CADA VEZ SE TOMAN MÁS ANTIDEPRESIVOS Y DEMÁS FÁRMACOS, LOS CUALES EVIDENTEMENTE NO ESTÁN FUNCIONANDO

Resultado de imagen de farmacos

La ciencia ama la frialdad de los números y, si nos atenemos a las estadísticas, parece evidente que los medicamentos psicotrópicos no están funcionando. Tal vez esto se debe a que la psiquiatría y en general los investigadores de medicamentos aman más el dinero de las farmacéuticas que las realidades de los números.

En 2010, el investigador Robert Whitaker postuló en su libro Anatomy of an Epidemic que después de décadas de medicamentos para tratar enfermedades mentales éstos habían generado más efectos dañinos que positivos. Evidencia más reciente parece consolidar su hipótesis.

Datos del 2013 muestran que el 17% de los estadounidenses estaba tomando por lo menos un fármaco psiquiátrico, esto representa un aumento del 7% en menos de 5 años. Los antidepresivos encabezan la lista con hasta un 12% de adultos siguiendo un tratamiento con estos medicamentos.

El razonamiento para sostener esta enorme cantidad de prescripciones es que mejoran la salud mental. ¿Si no para qué tomarlos? Especialmente porque se ha demostrado que tienen numerosos efectos secundarios. Pero, en un reciente reporte, el profesor de psiquiatría de la Universidad de South Carolina, Edmund. S. Higgins, revela que en realidad la salud mental de los estadounidenses sigue deteriorándose, lo cual es “una verdad inconveniente” para el sistema médico.

Higgins apunta que el nivel total de las enfermedades mentales se ha incrementado y los índices de suicido se encuentran en el nivel más alto en 30 años; el abuso de opiáceos está en un nivel de “epidemia” y el número de personas que falta al trabajo por enfermedades mentales ha aumentado radicalmente. Higgins lo atribuye a una “falta de precisión y objetividad en diagnosticar y tratar las enfermedades mentales” y llama a incorporar nuevas estrategias. La falta de objetividad quizás tenga que ver con lo fácil y provechoso que es para la industria lidiar con todos los problemas simplemente recetando un antidepresivo –una supuesta panacea que, de hecho, no es mucho más efectiva que el placebo.

El principio básico de la medicina hipocrática es primero no dañar al paciente (primum non nocere), es decir, dado un problema, intentar no hacer más daño, incluso no hacer nada si se corre el riesgo de dañar más. Por supuesto, aquí entra el juicio del médico y en ocasiones evidentemente es necesario arriesgarse a un tratamiento más agresivo. Pero en la actualidad es más cómodo simplemente suprimir síntomas y lidiar con los efectos secundarios después, algo que también es mejor para el negocio.

Lo anterior no significa que los medicamentos psiquiátricos no tengan utilidad, sino que son usados en exceso y no son tan efectivos como se cree, por lo cual es importante incorporar otras estrategias. Recientemente un estudio mostró que la psilocibina (ingrediente activo de los “hongos mágicos”) es altamente efectiva en tratar la depresión y la ansiedad en pacientes con cáncer). El problema de esto es que es ilegal y solamente se requiere una dosis para ser efectiva, por lo cual no es buen negocio.

El periodista John Horgan en Scientific America, revisando los datos más recientes, concluye: “La psiquiatría estadounidense, en colusión con la industria farmacéutica, puede estar perpetrando el caso más grande de iatrogenesis (tratamiento médico dañino) en la historia”.

Visto en: http://pijamasurf.com/2016/12/es_hora_de_que_los_psiquiatras_se_den_cuenta_que_los_farmacos_danan_mas_de_lo_que_ayudan/

Dr. Peter Gøtzsche: la industria farmacéutica es crimen organizado

El Profesor Peter C. Gøtzsche se graduó como Master of Science en biología y química en 1974 y como médico en 1984. Es especialista en medicina interna; trabajó con la industria farmacéutica de 1975 a 1983, y en los hospitales de Copenhagen de 1984 a 1995. Con otros 80 compañeros, ayudó a fundar The Cochrane Colaboration en 1993 junto a Sir Iain Chalmers, y estableció The Nordic Cochrane Center el mismo año. En el 2010 fue nombrado profesor de Clinical Research Design and Analysis en la universidad de Copenhagen. Ha publicado más de 70 estudios en las cinco revistas científicas médicas más importantes del mundo, las “big five”, –BMJ, Lancet, JAMA, Annals of Internal Medicine y New England Journal of Medicine- y sus trabajos han sido citados más de 15.000 veces. Es uno de los metodólogos científicos más influyentes del mundo al ser co-autor de los protocolos más relevantes para acreditar los artículos médicos: CONSORT para los estudios aleatorizados (www.consort-statement.org), STROBE para los estudios observacionales (www.strobe-statement.org), PRISMA para las revisiones sistemáticas y metaanálisis (www.prisma-statement.org) y SPIRIT para protocolos de estudios (www.spirit-statement.org). Además es autor de tres libros fundamentales en medicina: Deadly medicines and organised crime: How big pharma has corrupted healthcare. London: Radcliffe Publishing; 2013 (Traducido al castellano); Mammography screening: truth, lies and controversy. London: Radcliffe Publishing; 2012; y Rational diagnosis and treatment: evidence-based clinical decision-making. 4th ed. Chichester: Wiley; 2007.

En esta pequeña entrevista, Gøtzsche expone las conclusiones a las que ha llegado en relación a la industria farmacéutica, a saber, que sus prácticas de soborno y corruptelas son de tipo mafioso, que los fármacos que venden en su mayoría se basan en principios pseudocientíficos y que ello supone que se antepone el beneficio económico a costa de la salud de los pacientes. Es autor del libro, recientemente traducido al castellano, “Medicamentos que matan y crimen organizado”:

http://www.loslibrosdellince.com/cate…

http://www.cochrane.org/

Resultados del primer estudio comparando niños vacunados vs no vacunados

“Los niños vacunados eran significativamente menos propensos que los no vacunados a ser diagnosticados con varicela y tos ferina, pero significativamente más propensos a haber sido diagnosticados con neumonía, otitis media, alergias y trastornos del desarrollo neurológico.”

Se ha completado un primer estudio de este tipo sobre más de 650 niños que compara a niños vacunados y no vacunados,

En esta encuesta de más de 400 madres, compararon a sus niños vacunados y no vacunados en una amplia gama de resultados de salud para determinar si había una asociación entre la vacunación y los trastornos del desarrollo neurológico (NDD), y si la hay, si esta asociación sigue siendo significativa después del ajuste para otros factores medidos.

Las conclusiones son escalofriantes: Los vacunados tuvieron una mayor tasa de alergias y trastornos del espectro autista, trastorno por déficit de atención con hiperactividad y/o una discapacidad de aprendizaje (NDD) que los no vacunados.

A continuación se muestra el resumen del estudio

Resultados de vacunación y salud: Una encuesta de niños vacunados y no vacunados de 6 a 12 años basada en informes de madres

RESUMEN
Antecedentes: Las vacunas han evitado millones de enfermedades infecciosas, hospitalizaciones y muertes entre niños estadounidenses. Sin embargo, los resultados de salud a largo plazo del programa de vacunación de rutina siguen siendo desconocidos. Los estudios han sido recomendados por el Instituto de Medicina para abordar esta cuestión.

Objetivos Específicos: Comparar niños vacunados y no vacunados en una amplia gama de resultados de salud, y determinar si una asociación encontrada entre la vacunación y los trastornos del desarrollo neurológico (NDD), si los hay, sigue siendo significativa después del ajuste para otros factores medidos.

Diseño: Una encuesta transversal de madres de niños educados en casa.

Métodos: Se les pidió a las escuelas de cuatro estados (Florida, Louisiana, Mississippi y Oregon) enviar un correo electrónico a sus miembros pidiendo a las madres que completaran un cuestionario en línea anónimo sobre el estado de vacunación y los resultados de salud de sus hijos biológicos de 6 a 12 años.

Resultados: Un total de 415 madres proporcionaron datos sobre 666 niños, de los cuales 261 (39%) no fueron vacunados. Los niños vacunados eran significativamente menos propensos que los no vacunados a ser diagnosticados con varicela y tos ferina, pero significativamente más propensos a haber sido diagnosticados con neumonía, otitis media, alergias y NDD (definido como Trastorno del Espectro Autista, Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad y/o una discapacidad de aprendizaje). Después del ajuste, los factores que se mantuvieron significativamente asociados con NDD fueron la vacunación (OR 3,1, IC del 95%: 1,4, 6,8), sexo masculino (OR 2,3, IC del 95%: 1,2,3,3) y parto prematuro (OR 5,0, 95% CI: 2,3, 11,6). En un modelo ajustado final, la vacunación, pero no el parto prematuro, permaneció asociada con NDD, mientras que la interacción de parto prematuro y vacunación se asoció con un aumento de 6,6 veces las probabilidades de NDD (IC del 95%: 2,8, 15,5).

Conclusiones: En este estudio basado en los informes de las madres, los vacunados tenían una mayor tasa de alergias y NDD que los no vacunados. La vacunación, pero no el parto prematuro, permaneció significativamente asociado con NDD después de controlar otros factores. Sin embargo, el nacimiento prematuro combinado con la vacunación se asoció con un aparente incremento sinérgico en las probabilidades de NDD. Se necesitan más investigaciones con muestras más grandes e independientes para verificar y comprender estos resultados inesperados con el fin de optimizar el impacto de las vacunas en la salud de los niños.

Mawson AR, Ray BD, Bhuiyan AR and Jacob B (2016). Vaccination and Health Outcomes: A Survey of 6- to 12-year-old Vaccinated and Unvaccinated Children based on Mothers’ Reports. Front. Public Health 4:270. doi: 10.3389/fpubh.2016.00270
http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fpubh.2016.00270/abstract

Vaccination and Health Outcomes: A Survey of 6- to 12-year-old Vaccinated and Unvaccinated Children based on Mothers’ Reports

ABSTRACT
Background: Vaccinations have prevented millions of infectious illnesses, hospitalizations and deaths among US children. Yet the long-term health outcomes of the routine vaccination program remain unknown. Studies have been recommended by the Institute of Medicine to address this question.

Specific Aims: To compare vaccinated and unvaccinated children on a broad range of health outcomes, and to determine whether an association found between vaccination and neurodevelopmental disorders (NDD), if any, remains significant after adjustment for other measured factors.

Design: A cross-sectional survey of mothers of children educated at home.

Methods: Homeschool organizations in four states (Florida, Louisiana, Mississippi, and Oregon) were asked to forward an email to their members, requesting mothers to complete an anonymous online questionnaire on the vaccination status and health outcomes of their biological children ages 6 to 12.

Results: A total of 415 mothers provided data on 666 children, of which 261 (39%) were unvaccinated. Vaccinated children were significantly less likely than the unvaccinated to have been diagnosed with chickenpox and pertussis, but significantly more likely to have been diagnosed with pneumonia, otitis media, allergies and NDDs (defined as Autism Spectrum Disorder, Attention Deficit Hyperactivity Disorder, and/or a learning disability). After adjustment, the factors that remained significantly associated with NDD were vaccination (OR 3.1, 95% CI: 1.4, 6.8), male gender (OR 2.3, 95% CI: 1.2, 4.3), and preterm birth (OR 5.0, 95% CI: 2.3, 11.6). In a final adjusted model, vaccination but not preterm birth remained associated with NDD, while the interaction of preterm birth and vaccination was associated with a 6.6-fold increased odds of NDD (95% CI: 2.8, 15.5).

Conclusions: In this study based on mothers’ reports, the vaccinated had a higher rate of allergies and NDD than the unvaccinated. Vaccination, but not preterm birth, remained significantly associated with NDD after controlling for other factors. However, preterm birth combined with vaccination was associated with an apparent synergistic increase in the odds of NDD. Further research involving larger, independent samples is needed to verify and understand these unexpected findings in order to optimize the impact of vaccines on children’s health.

Keywords: Acute diseases; Chronic diseases; Epidemiology; Evaluation; Health policy; Immunization; Neurodevelopmental disorders; Vaccination, Acute diseases, chronic diseases, Epidemiology, Evaluation, Health Policy, Immunization, Neurodevelopmental disorders, Vaccination

Citation: Mawson AR, Ray BD, Bhuiyan AR and Jacob B (2016). Vaccination and Health Outcomes: A Survey of 6- to 12-year-old Vaccinated and Unvaccinated Children based on Mothers’ Reports. Front. Public Health 4:270. doi: 10.3389/fpubh.2016.00270
http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fpubh.2016.00270/abstract

Reflexión para las fiestas del consumismo

Resultado de imagen de consumismo

Aunque para algunos esto pueda ser noticia, la Navidad originalmente era una fiesta religiosa en la que no figuraba en ninguna medida importante la costumbre de regalar objetos. Hábilmente, las marcas y las agencias de relaciones públicas han logrado transformar esta celebración en una fiesta del consumismo que dura cada vez más (ahora la fiebre navideña empieza meses antes). Ya que vivimos en una economía de crecimiento infinito, en la que se ha creado la ilusión de que es necesario consumir para generar prosperidad, el frenesí de consumo navideño se vive como una obligación y como una especie de aguerrida temporada de supervivencia para las marcas en la que se vale cualquier cosa.

El sitio Ecocentro ha hecho una interesante reflexión sobre esta situación, notando que: “No hay una relación entre el aumento indiscriminado de objetos y el aumento de la felicidad, una vez obtenidos los mínimos universales”. Asimismo, se hace énfasis en que detrás de la feria del consumo existen ciertos valores religiosos que son puestos en entredicho por la banalización del afecto que supone su mediación por los regalos materiales. No nos damos cuenta de que muchas veces buscamos llenar nuestro vacío psicoemocional, el cual se pone en relieve en estas fechas, con posesiones materiales, y al hacerlo caemos en las redes de manipuladoras compañías. Esto es, por supuesto, un problema psicológico y un problema ecológico, ambos interdependientes:

La cada vez más sofisticada ciencia publicitaria, que con las más novedosas teorías científicas sobre el cerebro y el mundo emocional convierten en consumidores compulsivos a niños, adolescentes, adultos, inventando nuevos nichos de mercado en perros y demás animales de compañía. Nadie se libra de su susurro tentador, “compra, compra y llena así tu vacío”. A mayor vacío interior, mayor fiebre consumista, en una espiral en la que no sólo se degrada el ser humano a su condición más inferior, de falta de dominio de sí, sino que en su degradación degrada la naturaleza que no soporta esa presión sobre sus ecosistemas, de los que se extraen los elementos para construir objetos cada vez más inútiles, programados para la obsolescencia, que implican en su producción injusticia laboral y social en los países del mundo a los que devolvemos, a cambio de su mano de obra barata para cambiar de armario cada temporada, nuestras migajas caritativas y nuestros residuos, que intoxican irremediablemente el mundo.

No podemos obligar a ver

x-iz_8oh8hw

No podemos obligar a ver a nadie, aquello para lo que aún no está preparado…

Muchas veces solemos sentirnos frustrados porque alguien no ve algo que quizás para nosotros es evidente, solemos cuestionar su entendimiento, sus sentimientos, su empatía, su interés por comprender, sus capacidades y todo aquello que nos parezca una barrera o una limitación para entender o actuar ante una situación determinada.

Tenemos que estar claros que todos tenemos perspectivas diferentes, enfoques propios, ligados a nuestras experiencias, nuestras creencias o nuestro desarrollo y que ello va a generar diferencias de apreciación para todas las cosas.

El respeto a cada quien encierra la capacidad de entender tanto como que una persona no está preparada para asimilar algo de alguna forma o que sencillamente que tiene su propia manera, que no necesariamente debe coincidir con la nuestra.

Muchas veces nosotros mismos solemos de alguna manera sorprendernos con nuestros cambios ante una situación igual o similar a otra anteriormente vivida y darnos cuenta de que no hemos reaccionado igual, que inclusive lo que una vez concluimos que fue lo mejor que pudimos haber hecho, ahora se muestra como una actitud fuera de lugar e inclusive mediocre en comparación a nuestros recursos actuales.

Todos evolucionamos, aprendemos, algunos inclusive tenemos experiencias que no nos hacen ser mejores, sino nos hacen desconfiar, limitarnos, actuar de manera más precavida, cerrarnos al amor… en fin… experiencias que nos cambiarán y nos harán ver, entender y actuar de una manera diferente a lo que solíamos hacer.

Si en nosotros podemos ver respuestas asociadas a nuestras vivencias, también debemos saber entender al otro, que a fin de cuentas hace lo mejor que puede con los recursos que tiene.

Podemos intentar plantear nuestra visión, podemos tratar de hacerle ver a alguien más un escenario como lo hacemos desde nuestra óptica, pero debemos respetar los procesos y las decisiones de la otra persona. Inclusive tratando de ser lo más empáticos posibles, con el fin de entender las razones de sus respuestas ante determinados hechos.

Aceptemos aquello que no está en nuestras manos cambiar, aprendamos a respetar los motivos, los intereses y las prioridades de la otra persona, sin presionar, sin juzgar, sin ser arrogantes o creernos dueños de la verdad. Todos tenemos libertades y una de ellas es decidir lo que pensamos que es lo mejor, aun cuando la vida nos demuestre que pudimos haberlo hecho mejor.

La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor. ― Albert Camus

Démosle a cada quien la oportunidad de razonar, de crecer, inclusive de equivocarse y de asumir las consecuencias de sus actos, quizás en algún momento la vida se encargue de hacerle coincidir con nuestra visión o bien ocurra de manera contraria y seamos nosotros los que hayamos demostrado no estar preparados para ver algo específico.

Todos los pozos profundos viven con lentitud sus experiencias: tienen que esperar largo tiempo hasta saber qué fue lo que cayó en su profundidad. ― Nietzsche

Visto en: http://barcelonaalternativa.es/no-podemos-obligar-a-ver/

Es momento de cambiar la educación

Ya no se trata de la cantidad de esfuerzo, ni de prepararlos para competir, ni que aprendan lo mismo que el resto… Se trata de dar la vuelta a la siguiente página, al futuro, a la educación con emociones, el conocimiento propio, el amor propio, el mundo propio.

Desconocemos quién es el dueño de los derechos de este video, pero lo reproducimos sin fin de lucro, sólo con la intención de compartir su fabuloso mensaje.