La emotiva historia de Lizzie Vazquez, la mujer que le hizo frente al bullying

Lizzie Velásquez siempre supo que era distinta y que su apariencia extrañaba a la gente. Nació con una rara enfermedad congénita que le impide subir de peso, de hecho nunca ha superado los 30 kilos. Pero fue recién a los 17 años cuando experimentó de cerca la crueldad a la que estaba expuesta.

En esa ocasión, la entonces adolescente de Texas estaba viendo videos musicales en YouTube cuando vio uno que le llamó la atención. Decía “La mujer más fea del mundo”, y al abrirlo, Lizzie se encontró con que eran imágenes suyas que un anónimo había subido a internet. Tenía cuatro millones de visitas, y los comentarios de los usuarios pasaban de llamarla un monstruo hasta preguntarse por qué sus padres no la abortaron.

Han pasado 10 años desde ese momento crucial, y tras un largo y difícil proceso, Lizzie decidió no quedar en el rol de la víctima. “Pasé mucho tiempo muy triste y enojada, pero luego me di cuenta de que tenía que hacerme cargo. ¿Cómo podía dar vuelta esto? Fue aterrador. Pero quería tener el control sobre qué le mostraba a la gente sobre quién soy”, explicó.

Lizzie, entonces, se convirtió en una activista para erradicar el bullying e inspirar a otros con su historia, que incluso ha luchado en el Congreso estadounidense por imponer legislaciones que protejan a las víctimas de acoso. Su momento de mayor gloria vino en 2013, cuando tras aprender de forma autodidacta sobre oradores motivacionales, dio una charla TED titulada “¿Cómo te defines a ti mismo?” En esos 18 minutos sobre el escenario, se ganó a su audiencia y a los más de 10 millones que vieron el video por internet.

Corazón valiente
Una de las organizadoras de esas charlas de 2013 era Sara Bordo, la fundadora de una agencia consultora para impulsar a mujeres profesionales. Sara no conocía a Lizzie, pero inmediatamente se dio cuenta del fuerte potencial que tenía cuando la vio en el escenario. “Lizzie era una heroína en Austin, con una historia y reputación realmente hermosas, pero que no había recibido el foco de atención que considerábamos que debería tener”, dice a “El Mercurio”. “Cuando la conocí, me llamó la atención lo callada y tímida, y a la vez encantadora y feliz que se veía. Siempre tenía una sonrisa en el rostro. Fue enorme el placer de conocerla, y después del evento empezamos a pasar más tiempo juntas. Y era muy obvio que es una persona extraordinaria, y que gente de todas las edades y culturas pueden encontrarla inspiradora”.

Bordo decidió entonces sugerirles a los Velasquez hacer un documental que diera a conocer el viaje de Lizzie. La familia había recibido varias ofertas antes, pero nunca habían aceptado. Pero confiaron en la visión de Sara y así nació “La historia de Lizzie”, que en inglés se llamó “Corazón valiente”, y en su paso por diversos festivales ha recibido el aplauso de la crítica y varios premios. “Creo que ellos me eligieron por un par de razones. Con nuestro trabajo en el evento TED fueron testigos de la forma en que me acerco a la gente con historias sensibles que contar, y creo que entendieron que mis intenciones eran auténticas y creyeron que yo podía cuidar de ella. Que no estaba ahí para explotar su historia, sino para abogar por ella”.

Aunque el objetivo de la realizadora era dar a conocer a Lizzie, el filme se terminó convirtiendo también en una lucha contra el bullying . “Hemos mostrado este documental por todo el mundo y nos sentimos muy bendecidos y afortunados cuando escuchamos historias de padres, profesores y víctimas que dicen que la película les ha dado esperanzas para seguir adelante”, cuenta Bordo. Agrega que tuvo mucho cuidado de no atacar a aquellos que se burlaron alguna vez de Lizzie, para no caer en lo mismo que ellos hicieron. “Hemos escuchado de muchas personas que tras ver el documental nos han contactado para disculparse, y han dicho que la película los hizo darse cuenta del dolor que causaron. Eso me parece increíble”.

La filmación duró cuatro meses, en las que capturaron 90 horas de material, que luego se redujeron a 78 minutos con la ayuda del editor Christopher Roldan, que también trabajó en la nominada al Oscar “Boyhood”. El tiempo del rodaje se extendió para acomodar las necesidades médicas de Lizzie, ya que debido a su condición, su cuerpo se cansa más rápido que el de una persona normal.
Gran parte del presupuesto se logró gracias a la donación de personas de distintas partes del mundo, a través del crowdfunding . “Usé mis ahorros para financiar la preproducción y luego usamos Kickstarter para filmar. Siento que haber usado el crowdfunding ayudó a crear una energía especial en torno al filme, la gente se podía sentir parte de él. Nos apoyaron hombres y mujeres de 17 países, así que vimos que la historia de Lizzie era muy necesaria a nivel global”.

Un debut inesperado
Sara Bordo nunca había realizado un documental, ni siquiera se había puesto detrás de una cámara. No había un guión definido, pero la debutante realizadora tenía clara cuál era la historia que quería contar, y que tenía que dejar a su protagonista contarla. El filme, estrenado el año pasado, tiene un tono alegre y positivo, y en su paso por festivales ha recibido ocho galardones, varios de ellos del público.

La inexperiencia fue uno de los desafíos que Sara vivió durante el rodaje y fue un proceso de aprendizaje. Sin embargo, asegura, de quienes más aprendió fue de Lizzie y sus padres. “Podría escribir un libro entero con lo que he aprendido de ellos. Creo que para mí, el regalo más grande fue reforzar mi propio propósito. El de Lizzie es tan claro, y lo hace de forma tan intencional y con tanta pasión. Haber estado a su lado por todo este tiempo es un recordatorio muy inspirador de cómo todos deberíamos vivir y trabajar para mejorar las vidas de otros”, dice. “También he aprendido de la humanidad que todos están sufriendo mucho, y que necesitamos mostrar historias de éxito y ejemplos a seguir positivos que superan esos problemas, porque históricamente solo nos quedamos en el dolor y las víctimas. No hablamos de los héroes a nuestro alrededor, y eso es algo que llevaré conmigo en el trabajo que haga a futuro”.

Lizzie, dice, también sacó beneficios de haber participado en el documental. “Lizzie ahora es diferente, más orgullosa, abierta, una versión más confiada de ella misma. Creo que haber hecho la película y haberse expuesto de forma tan valiente ante millones de personas le dio más confianza y propósito. Era valiente antes, pero ahora lo es más. Era confiada antes, pero ahora lo es más. Se ha convertido en una mariposa”.

Visto en: http://uy.emedemujer.com/actualidad/la-emotiva-historia-lizzie-velasquez-la-mujer-le-frente-al-bullying/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s