Los pobres fallan debido a un comportamiento común

Jack Ma, fundador de Alibaba dijo que “las peores personas a las que les puedes servir son las personas mentalmente pobres”. Dales algo gratis, y piensan que es una trampa. Diles que es una pequeña inversión, van a decir que no ganan mucho. Invítalas a entrar en grande, dirán que no tienen dinero. Invítalos a probar cosas nuevas, te dirán que no saben como hacerlo. Invítalos a un negocio tradicional, dirán que es difícil de hacer. Diles que es un nuevo modelo de negocio, van a decir que es una pirámide. Diles que administren una tienda, dirán que no hay libertad. Diles que monten un nuevo negocio, van a decir que no tienen experiencia.


Ellos tienen algunas cosas en común:
Ellos aman preguntar a Google, escuchar a los amigos que están tan desesperados como ellos, creen que piensan más que un profesor universitario y hacen menos que un ciego.
Sólo hay que preguntarles, ¿qué quieren hacer? No van a ser capaces de responder.


Mi conclusión:
En lugar de que tu corazón lata más rápido, ¿por qué no actúas un poco más rápido?; en lugar de sólo pensar en ello, ¿por qué no hacer algo al respecto?
Los pobres fallan debido a un comportamiento común:
Su vida entera se trata de esperar.

Google sabe todo de ti

En nuestra vida cotidiana dejamos constantemente rastros que entregan nuestra identidad, dejan ver nuestras relaciones, reconstruyen nuestros desplazamientos, identifican nuestras ideas, desvelan nuestros gustos, nuestras elecciones y nuestras pasiones. Incluso, las más secretas. A lo largo del planeta múltiples redes de control masivo no paran de vigilarnos. En todas partes, alguien nos observa a través de nuevas cerraduras digitales. El desarrollo del Internet de las cosas (Internet of things) y la proliferación de aparatos conectados multiplican la cantidad de chivatos de todo tipo que nos cercan. En Estados Unidos, por ejemplo, la empresa de electrónica Vizio, instalada en Irvine, California, principal fabricante de televisores inteligentes conectados a Internet, ha revelado recientemente que sus televisores espiaban a los usuarios por medio de tecnologías incorporadas en el aparato.

Los televisores graban todo lo que los espectadores consumen en materia de programas audiovisuales, tanto los programas de las cadenas por cable como DVD, paquetes de acceso a Internet o consolas de videojuegos. Por tanto, Vizio puede saber todo sobre las selecciones que sus clientes prefieren en materia de ocio audiovisual. Y, consecuentemente, puede vender esa información a empresas publicitarias que, gracias al análisis de los datos acopiados, conocerán con precisión los gustos de los usuarios y estarán en mejor situación para tenerlos en el punto de mira.

Esta no es, en sí misma, una estrategia diferente de la que, por ejemplo, Facebook y Google utilizan habitualmente para conocer a los internautas y ofrecerles publicidad adaptada a sus supuestos gustos. Recordemos que en la novela de Orwell, 1984, los televisores –obligatorios en cada domicilio– ven a través de la pantalla lo que hace la gente (¡Ahora podemos veros!). Y la pregunta que plantea hoy la existencia de aparatos tipo Vizio es saber si estamos dispuestos a aceptar que nuestro televisor nos espíe.

Si lo juzgamos por la denuncia interpuesta en agosto de 2015 por el diputado californiano Mike Gatto contra la empresa sudcoreana Samsung, parece que no. La compañía era acusada de equipar sus nuevos televisores con un micro oculto, capaz de grabar las conversaciones de los telespectadores sin que éstos lo supieran y transmitirlas a terceros… Mike Gatto, quien preside la Comisión de Protección del Consumidor y de la Vida Privada del Congreso de California, presentó incluso una iniciativa de ley para prohibir que los televisores pudieran espiar a la gente.

Por el contrario, Jim Dempsey, director del centro Derecho y Tecnologías, de la Universidad de California en Berkeley, piensa que los televisores chivatos van a proliferar: La tecnología permitirá analizar los comportamientos de la gente. Y esto no sólo interesará a los anunciantes. También podría permitir la realización de evaluaciones sicológicas o culturales que, por ejemplo, interesarán también a las compañías de seguros. Sobre todo teniendo en cuenta que las empresas de recursos humanos y de trabajo temporal ya utilizan sistemas de análisis de voz para establecer un diagnóstico sicológico inmediato de las personas que les llaman por teléfono en busca de empleo.

Repartidos un poco por todas partes, los detectores de nuestros actos y gestos abundan alrededor de nosotros; incluso, como acabamos de ver, en nuestro televisor: sensores que registran la velocidad de nuestros desplazamientos o itinerarios; tecnologías de reconocimiento facial que memorizan la impronta de nuestro rostro y crean, sin que lo sepamos, bases de datos biométricos de cada uno de nosotros. Por no hablar de los nuevos chips de identificación por radiofrecuencia (Rfid), que descubren automáticamente nuestro perfil de consumidor, como hacen ya las tarjetas de fidelidad que generosamente ofrecen la mayoría de los grandes supermercados (Carrefour, Alcampo, Erozki) y marcas (FNAC, Corte Inglés).

Ya no estamos solos frente a la pantalla de nuestro ordenador. ¿Quién ignora a estas alturas que son examinados y filtrados los mensajes electrónicos, las consultas en la red, los intercambios en las redes sociales? Cada clic, cada uso del teléfono, cada utilización de la tarjeta de crédito y cada navegación en Internet suministra excelentes informaciones sobre cada uno de nosotros, que se apresura a analizar un imperio en la sombra al servicio de corporaciones comerciales, empresas publicitarias, entidades financieras, partidos políticos y autoridades gubernamentales.

El necesario equilibrio entre libertad y seguridad corre, por tanto, el peligro de romperse. En la película de Michael Radford, 1984, basada en la novela de George Orwell, el presidente supremo, llamado Big Brother, define así su doctrina: La guerra no tiene por objetivo ser ganada, su objetivo es continuar, y la guerra la hacen los dirigentes contra sus propios ciudadanos y tiene por objeto mantener intacta la estructura misma de la sociedad. Dos principios que, extrañamente, hoy están a la orden del día en nuestras sociedades contemporáneas. Con el pretexto de tratar de proteger al conjunto de la sociedad, las autoridades ven en cada ciudadano un potencial delincuente. La guerra permanente (y necesaria) contra el terrorismo les proporciona una coartada moral impecable y favorece la acumulación de un impresionante arsenal de leyes para proceder al control social integral.

Y más teniendo en cuenta que la crisis económica aviva el descontento social que, aquí o allí, podría adoptar la forma de motines ciudadanos, levantamientos campesinos o revueltas en los suburbios. Más sofisticadas que las porras y las mangueras de las fuerzas del orden, las nuevas armas de vigilancia permiten identificar mejor a los líderes y ponerlos anticipadamente fuera de juego.

Habrá menos intimidad, menos respeto a la vida privada, pero más seguridad, nos dicen las autoridades. En nombre de ese imperativo se instala así, a hurtadillas, un régimen securitario al que podemos calificar de sociedad de control. En la actualidad el principio del panóptico·se aplica a toda la sociedad. En su libro Surveiller et punir, el filósofo Michel Foucault explica cómo el panopticon (el ojo que todo lo ve) es un dispositivo arquitectónico que crea una sensación de omnisciencia invisible y permite a los guardianes ver sin ser vistos dentro de una prisión. Los detenidos, expuestos permanentemente a la mirada oculta de los vigilantes, viven con el temor de ser pillados en falta, lo cual les lleva a autodisciplinarse… De ahí podemos deducir que el principio organizador de una sociedad disciplinaria es el siguiente: bajo la presión de una vigilancia ininterrumpida, la gente acaba por modificar su comportamiento. Como afirma Glenn Greenwald: Las experiencias históricas demuestran que la simple existencia de un sistema de vigilancia a gran escala, sea cual fuere la manera en que se utilice, es suficiente por sí misma para reprimir a los disidentes. Una sociedad consciente de estar permanentemente vigilada se vuelve enseguida dócil y timorata.

Hoy día el sistema panóptico se ha reforzado con una particularidad nueva en relación con las anteriores sociedades de control que confinaban a las personas consideradas antisociales, marginales, rebeldes o enemigas en lugares de privación de libertad cerrados: prisiones, reformatorios, manicomios, asilos, campos de concentración… Sin embargo, nuestras sociedades contemporáneas de control dejan en libertad aparente a los sospechosos (o sea, a todos los ciudadanos), aunque los mantienen bajo vigilancia electrónica permanente. La contención digital ha sucedido a la contención física.

A veces, esta vigilancia constante también se lleva a cabo con ayuda de chivatos tecnológicos que la gente adquiere libremente: ordenadores, teléfonos móviles, tabletas, abonos de transporte, tarjetas bancarias inteligentes, tarjetas comerciales de fidelidad, localizadores GPS, etcétera. Por ejemplo, el portal Yahoo!, que consultan regular y voluntariamente unos 800 millones de personas, captura una media de 2 mil 500 rutinas al mes de cada uno de sus usuarios. En cuanto a Google, cuyo número de usuarios sobrepasa los mil millones, dispone de un impresionante número de sensores para espiar el comportamiento de cada usuario: el motor Google Search, por ejemplo, permite saber dónde se encuentra el internauta, lo que busca y en qué momento. El navegador Google Chrome, megachivato, envía directamente a Alphabet (empresa matriz de Google) todo lo que hace el usuario en materia de navegación. Google Analytics elabora estadísticas muy precisas de las consultas de los internautas en la red. Google Plus recoge información complementaria y la mezcla. Gmail analiza la correspondencia intercambiada, lo cual revela mucho sobre el emisor y sus contactos. El servicio DNS (Domain Name System, o Sistema de Nombres de Dominio), de Google, analiza los sitios visitados. YouTube, el servicio de videos más consultado del mundo, que pertenece también a Google y, por tanto, a Alphabet, registra todo lo que hacemos en él. Google Maps identifica el lugar en que nos encontramos, adónde vamos, cuándo y por qué itinerario… AdWords sabe lo que queremos vender o promocionar. Y desde el momento en que encendemos un smartphone con Android, Google sabe inmediatamente dónde estamos y qué estamos haciendo. Nadie nos obliga a recurrir a Google, pero cuando lo hacemos la empresa sabe todo de nosotros. Y, según Julian Assange, inmediatamente informa de ello a las autoridades estadunidenses…

En otras ocasiones, los que espían y rastrean nuestros movimientos son sistemas disimulados o camuflados, semejantes a los radares de carretera, los drones o las cámaras de vigilancia (llamadas también de videoprotección). Este tipo de cámaras ha proliferado tanto que, por ejemplo, en Reino Unido, donde hay más de 4 millones de ellas (una por cada 15 habitantes), un peatón puede ser filmado en Londres hasta 300 veces cada día. Y las cámaras de última generación, como la Gigapan, de altísima definición –más de mil millones de pixeles–, permiten obtener, con una sola fotografía y mediante un vertiginoso zoom dentro de la propia imagen, la ficha biométrica del rostro de cada una de las miles de personas presentes en un estadio, una manifestación o un mitin político .

A pesar de que hay estudios serios que han demostrado la débil eficacia de la videovigilancia en materia de seguridad, esta técnica sigue siendo refrendada por los grandes medios de comunicación. Incluso parte de la opinión pública ha terminado por aceptar la restricción de sus libertades: 63 por ciento de franceses se declaran dispuestos a unalimitación de las libertades individuales en Internet en razón de la lucha contra el terrorismo.

Ello demuestra que el margen de progreso en materia de sumisión es todavía considerable…

* Ignacio Ramonet acaba de publicar El imperio de la vigilancia, editorial Clave Intelectual, Madrid, 2016.

Visto en: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/02/06/google-sabe-todo-de-ti-ignacio-ramonet-5891.html

Los 5 mitos sobre la seguridad de los herbicidas

ScreenShot064

El agricultor ecológico André Leu, ha escarbado en gran cantidad de estudios científicos, revisados por pares, para presentar pruebas de que las afirmaciones de las Empresas Químicas y de las Agencias de Regulación sobre los pesticidas no son lo que parecen. Dicho de otra manera, Leu refuta utilizando datos científicos los cinco mitos más repetidos sobre la seguridad de los pesticidas.

En Los Mitos de la Seguridad de los Pesticidas se perfilan las carencias en la regulación de los productos químicos tóxicos usados en el suministro de alimentos y afirma que la mayor parte de las directrices seguidas para sostener el actual modelo está basado en criterios obsoletos, más bien que en los últimos descubrimientos científicos. En realidad estos criterios constituyen una serie de mitos.

ScreenShot065

1. Mito de que han sido “rigurosamente probados”. La mayor parte de las formulaciones de pesticidas más vendidas en el mundo no ha sido probada su seguridad.

2. Mito de la muy “pequeña cantidad”. La mínima cantidad de residuo químico puede ser dañina.

3. Mito de la “degradación”. Muchos pesticidas son más tóxicos cuando se biodegradan.

4. Mito de que se puede confiar en las “Agencias de Regulación”. Las autoridades reguladoras no atienden a la gran cantidad de estudios científicos revisados por pares que muestran el daño causado por los pesticidas y toma decisiones en base a hipótesis y datos gratuitos.

5. Mito de que los pesticidas son “esenciales para la agricultura”. Los pesticidas sintéticos tóxicos no son necesarios en la agricultura ya que la agricultura ecológica puede alimentar al mundo.

La credibilidad científica de las autoridades que aprueban las regulaciones de los pesticidas se debe poner seriamente en duda, pues aprueban el uso de pesticidas en base a observaciones que carecen de datos.

Un buen ejemplo de lo dicho anteriormente es que la aprobación de pesticidas que se consideran seguros se hace sobre la base de probar sólo uno de los ingredientes sin hacerlo de la formulación completa.

Teniendo en cuenta que el resto de ingredientes químicos son químicamente activos y se añaden para conseguir que el ingrediente activo actúe de manera más eficaz, la suposición de que son inertes y no va a aumentar la toxicidad de la formulación carece de credibilidad científica. Algunos estudios científicos que se han limitado a algunas formulaciones de plaguicidas demuestran que son ciento de veces más tóxicas para los humanos que el ingrediente activo por sí solo. No hay requisitos para probar la toxicidad de la formulación completa del plaguicida para que se puedan obtener datos científicos en qué basarse”.

Las autoridades reguladores aprueban diferentes pesticidas para su uso en los cultivos, tales como herbicidas, fungicidas e insecticidas, considerando que todos ellos se pueden usar para la producción normal de la cosecha. Por lo tanto, se van a encontrar en las cosechas múltiples residuos de pesticidas. En los análisis realizados en los alimentos de Estados Unidos se encontró que el 47,4% de ellos contenían dos o más residuos de los pesticidas. El proceso estándar de aprobar cada pesticida por separado se basa en que si cada una de las sustancias químicas es segura de manera individual también lo será la combinación de varios productos químicos. Sin embargo, se han publicado diversas investigaciones científicas que muestran que las combinaciones de residuos de varios pesticidas pueden provocar efectos adversos debido a la acción sinérgica de todos ellos o por adición. El fracaso en la comprobación de las combinaciones de pesticidas aprobadas y sus efectos potencialmente adversos en la salud significa que las autoridades reguladores no tienen los suficientes datos basados en estudios que indiquen que dichas combinaciones de residuos sean seguras.

A menos que las pruebas experimentales no se realicen sobre varias generaciones, sobre todo teniendo en cuenta órganos y procesos fisiológicos, tampoco servirán los datos de la ADI para afirmar que no se causarán problemas a las generaciones futuras.

La carencia de estudios de los efectos de los metabolitos que se forman cuando se degradan los pesticidas genera una alarmante ausencia de datos, aunque algunos ensayos limitados han mostrado que son más tóxicos que los propios residuos del pesticida.

El establecimiento de la Ingesta Diaria Admisible (IDA) es otro ejemplo. Considerando que hay cientos de estudios que muestran que muchos productos químicos pueden ser disruptores endocrinos y que por lo tanto serían tóxicos a dosis inferiores, establecer la IDA en base a una extrapolación de los estudios realizados con dosis más altas, es otra afirmación gratuita. La única manera de establecer una IDA segura y que no actúe como un disruptor endocrino, es la de realizar los ensayos con los niveles de residuos actuales que establece la IDA.

Los requisitos especiales que necesita el feto, el recién nacido y el niño en desarrollo en relación a la neurotoxicidad también presentan una ausencia de datos. Actualmente las pruebas realizadas con los pesticidas para iniciar el proceso de aprobación por las Agencias de Regulación, no establecen expresamente que se tengan en cuenta los riesgos particulares en función de la edad, y la IDA se establece en función de los ensayos realizados en animales adolescentes. Hasta que no se diseñen pruebas experimentales que evalúen los peligros para el feto y los niños en la fase de desarrollo, seguiremos sin datos específicos para esta categoría de edad.

Es lo mismo con los efectos intergeneracionales. A menos que las pruebas experimentales no se realicen sobre varias generaciones, sobre todo teniendo en cuenta órganos y procesos fisiológicos, tampoco servirán los datos de la ADI para afirmar que no se causarán problemas a las generaciones futuras. Hay muchas investigaciones científicas que muestran que la exposición a los residuos de los plaguicidas causan problemas de salud a las generaciones futuras, y no tener en cuenta esto puede resultar peligroso.

Las normas de regulación de los pesticidas deberían estar basadas en datos generados por investigaciones y pruebas científicas creíbles, no en observaciones sin datos, como se hace actualmente. Pruebas adicionales se debieran realizar para:

→ Mezclas y cócteles de productos químicos.

→ Los productos con su formulación completa, no sólo del ingrediente activo.

→ La toxicidad de los metabolitos de los pesticidas.

→ Los requisitos especiales para los fetos, recién nacidos y niños en crecimiento.

→ Los disruptores endocrinos.

→ Los disruptores metabólicos.

→ Los efectos intergeneracionales en todos los órganos y sistemas fisiológicos.

→ La neurotoxicidad durante el desarrollo.

Hasta que no se haga todo esto, las Agencias de Regulación no dispondrán de pruebas científicas creíbles que apoyen sus afirmaciones de que un determinado nivel de residuos de pesticidas es seguro para los seres humanos y el ambiente.

Informe redactado por André Leu, 2014 (Resumen)

André Leu | a.leu@ifoam.bio | http://www.ifoam.bio |

Visto en : Noticias de abajo

Amarse es volar juntos, no atados

Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Alta la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu.

– Nos amamos – empezó el joven.

– Y nos vamos a casar – dijo ella.

– Y nos queremos tanto que tenemos miedo. Queremos un hechizo, un conjuro, un talismán. Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos. Que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar a Manitú el día de la muerte.

– Por favor – repitieron – ¿hay algo que podamos hacer?

 

El viejo los miró y se emocionó de verlos tan jóvenes, tan enamorados, tan anhelantes esperando su palabra.

 

– Hay algo…- dijo el viejo después de una larga pausa -. Pero no sé…es una tarea muy difícil y sacrificada.

– No importa – dijeron los dos-. Lo que sea – ratificó Toro Bravo.

– Bien -dijo el brujo-. Nube Alta, ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? Deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, y deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de la luna llena. ¿Comprendiste?

La joven asintió en silencio.

– Y tú, Toro Bravo – siguió el brujo – deberás escalar la Montaña del Trueno; cuando llegues a la cima, encontrarás la más brava de todas las águilas y, solamente con tus manos y una red, deberás atraparla sin heridas y traerla ante mi, viva, el mismo día en que vendrá Nube Alta…¡salgan ahora!.

 

Los jóvenes se miraron con ternura y después de una fugaz sonrisa salieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte, él hacia el sur…. El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con sendas bolsas de tela que contenían las aves solicitadas.

El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas. Los jóvenes lo hicieron y expusieron ante la aprobación del viejo las aves cazadas. Eran verdaderamente hermosos ejemplares, sin duda lo mejor de su estirpe.

– ¿Volaban alto?- preguntó el brujo.

– Sí, sin duda. Como lo pediste… ¿y ahora? – preguntó el joven- ¿los mataremos y beberemos el honor de su sangre?

– No – dijo el viejo-.

– Los cocinaremos y comeremos el valor en su carne – propuso la joven-.

– No – repitió el viejo-. Harán lo que les digo: Tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero… Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres.

El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros. El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero solo consiguieron revolcarse en el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre si hasta lastimarse.

Este es el conjuro…

-Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón; si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor entre ustedes perdure, vuelen juntos pero jamás atados.

 

Descarga gratis planos de casas ecológicas creadas por grandes arquitectos

El arquitecto canadiense Frank Gehry (Museo Guggenheim Bilbao, Museo de la Biodiversidad, entre otros) es uno de los que colaboró en el proyecto.

Si estás planeando construir una casa entonces este post será perfecto para ti en este momento. Navegando por internet encontré información buenísima para quienes estén buscando alternativas de construcción sustentable.

En 2005, Nueva Orleans sufrió un grave desastre natural. El huracán Katrinadejó un saldo de más de 1800 muertos y miles de damnificados en Estados Unidos.

Ver en YouTube

A raíz de este hecho muchas personas comenzaron a buscar alternativas para ayudar a los afectados. Brad Pitt fue uno de ellos representando a Fundación Make It Right con un bellísimo proyecto. El actor norteamericano se puso en contacto con importantes arquitectos reconocidos a nivel mundial como Frank Gehry (Museo Guggenheim Bilbao, Museo de la Biodiversidad, entre otros) y los invitó a colaborar con los damnificados.

BNIM_manheimpark

La idea fue que crearan planos de viviendas sustentables, económicas y eficientes. El proyecto fue todo un éxito y hoy tenemos la posibilidad de revisar los planos creados por estos profesionales de alto nivel.

La fundación ha decidido liberar los planos para que todos puedan descargarlos y usarlos en nuestros propios proyectos. Lo mejor es que estas casas se pueden construir con materiales reciclados y además cuentan con energía solar.

DRAW_manheimpark_copy

A continuación les dejo una lista de planos que pueden descargar de forma gratuita.

Billes Architecture(New Orleans) – Planos
BNIM(Kansas City) – Planos
Concordia(New Orleans) – Planos
Constructs(Accra, Ghana) – Planos
Eskew+Dumez+Ripple(New Orleans) – Planos
Graft(Berlin, Germany)  – Planos
Kieran Timberlake(Philadelphia) – Planos
Morphosis(Santa Monica) – Planos
MVRDV (Rotterdam, Netherlands) –Planos
Pugh and Scarpa(Santa Monica) – Planos
Shigeru Ban Architects(Tokyo, Japan) – Planos
Trahan Architects(Baton Rouge) – Planos
Hitoshi Abe(Sendai, Japan) –Planos
BILD(New Orleans) –Planos
Billes(New Orleans) –Planos
BNIM(Kansas City) –Planos
Building Studio(New Orleans) –Planos
Constructs (Accra, Ghana) –Planos
Elemental(Santiago, Chile) –Planos
Gehry and Partners(Los Angeles) –Planos
Graft(Berlin, Germany) –Planos
MVRDV (Rotterdam, Netherlands) –Planos
Pugh + Scarpa (Santa Monica) –Planos
Ray Kappe(Berkley) –Planos
Waggonner and Ball (New Orleans) –Planos
William McDonough + Partners (Charlottesville) –Planos

Fuente: ecoosfera.com

Las 4 Grandes Libertades que Hemos Perdido

La llamada globalización y el Nuevo Orden Mundial, han traído un recorte de libertades que nos han impuesto paulatinamente y cuya pérdida consideramos a estas alturas como “algo natural” debido a que nacimos en un ecosistema con esas libertades cercenadas desde nuestro nacimiento.
En el siguiente vídeo, reflexionamos sobre las 4 más importantes pérdidas de libertades y que posiblemente no vuelvan a muy largo plazo.
No obstante, confío que algún día esa libertad que ya no tenemos, regrese gracias a hombres y mujeres valientes que lucharán por recuperarlas.

Como zombies hacia una sociedad sin efectivo

hEcial HSBC, el tercer banco más grande del mundo y el principal lavandero de dinero que eligen los traficantes de drogas, comerciantes de armas y los grupos terroristas de todo el mundo, estuvo recientemente en las noticias por limitar la cantidad de efectivo que podían retirar los clientes de sus propias cuentas (aunque después del revuelo que suscito tal política, el HSBC la rescindió).

Según la BBC:

A algunos clientes del HSBC se les ha impedido retirar grandes sumas de dinero en efectivo porque no pudieron presentar evidencias de por qué querían hacer eso… Le han dicho los oyentes a la estación de Radio 4 Money Box, que fueron impedidos de retirar, de sus propias cuentas, cantidades que iban de £5.000 a  £10.000.

Durante el mismo periodo, el banco aparentemente no tuvo esos problemas para aceptar transferencias electrónicas, por lo cual uno puede fácilmente suponer que de lo que se trata es del dinero en efectivo del cliente, más que del dinero del cliente en general.

Esta nueva maniobra del banco con sede en Gran Bretaña, y que hasta el cuello en casi todos los escándalos financieros imaginables, es meramente el último episodio del gran atraco que hacen las grandes financieras y el gran gobierno sobre las transacciones en efectivo.

El lazo corredizo aprieta sobre los pagos en efectivo

Durante años los gobiernos nacionales han estado tratando de reducir el número y el tamaño de las transacciones en efectivo dentro y entre sus respectivas economías. En los EE.UU. cualquier empresa o persona que reciba $10.000 o más en “efectivo” ( entre comillas porque no es realmente sólo en efectivo) para una [liquidación], debe llenar el Formulario 8300. Los bancos deben también reportar las transacciones en efectivo por esa cantidad.

La misma práctica también se ha aplicado en Europa. De este modo, se requiere que las partes de cualquier transacción grande hecha en efectivo, expliquen de dónde vino su dinero y para qué fue éste empleado. En 2013, el gobierno de Francia llevó esta práctica aún más allá al imponer nuevos controles sobre las transacciones en efectivo que vieron el límite de la transacción en efectivo disminuir de 3.000 a unos irrisorios 1.000 euros.

Las razones para tomar tales medidas son obvias: en momentos en que la mayoría de los países se esfuerzan por frenar el gasto público, para no hablar de cumplir con los cada vez más onerosos pagos de intereses de su totalmente insostenible carga de la deuda, los gobiernos están examinando frenéticamente su entorno buscando cualquier cosa de valor que puedan robar o tomar en prenda. Y cuando se trata de la codicia del gobierno, sobre todo cuando hay crisis fiscales agudas como la actual, no hay límites.

Como  dice Patrick Henningsen, del CenterFor Research On Globalization,

“… hace mucho que los colectivistas y las élites tecnocráticas están soñando en eliminar la [semi-desregulada] economía monetaria y los mercados. Si la sociedad sin dinero en efectivo fuera introducida, ellos tendrían un control casi total sobre la vida de las personas”.

Sin embargo, una cosa es que se requiera por ley a los clientes del banco o a las partes de una transacción en efectivo que expliquen de dónde proviene su dinero, y otra muy distinta es preguntarles cómo van a utilizar el dinero que desean retirar de sus propias cuentas bancarias .

Como se quejaba el señor Cotton, cliente del HSBC, a la BBC :

“He estado haciendo operaciones en ese banco durante 28 años. Todos me conocen ahí. Uno no debería tener que explicarle a su banco para qué quiere ese dinero. No es su dinero, es de uno”.

En muchos sentidos, el efectivo les ofrece a los ciudadanos el último refugio que quedaba de la privacidad y el anonimato en la cada vez más amalgamada red mundial de control. Y es precisamente por esta razón que el gran gobierno y las grandes finanzas parecen decididos a acabar con él por completo. Mediante la creación de una referencia cruzada mundial de todo lo que se mueve en el mundo financiero, los gobiernos serán capaces de rastrear cada centavo que ganamos, gastamos o ahorramos.

¿Es una coincidencia que los mismísimos gobiernos que han estado implementando medidas cada vez más draconianas para limitar el uso de efectivo en la economía hayan también estado promoviendo el uso de alternativas digitales, como el dinero móvil – es decir, el uso del teléfono móvil como tu cartera personal – que puede ser mucho más fácilmente seguido y monitoreado?

El ascenso del dinero móvil

Hasta ahora, gran parte del crecimiento en el mercado de dinero móvil se ha dado en el África Sub-Sahariana, donde los sectores financieros subdesarrollados han proporcionado el perfecto terreno de pruebas para proyectos de dinero móvil. Según el Mobile Africa Report 2011, se estimó que más de 500 millones de suscriptores de telefonía móvil estaban activos en África. Como informa The Economist, una encuesta realizada por tres gigantes corporativos -la Fundación Gates, el Banco Mundial y la Encuesta Mundial Gallup- encontró que hay 20 países en el mundo en donde  más del 10 por ciento de los adultos dijeron que habían usado el dinero móvil en algún momento en el 2011. De ellos, 15 están en África. En Kenia, Sudán y Gabón, en donde la mitad o más de los adultos usó el dinero móvil en 2011.

La red líder operadora de telefonía móvil en Kenia, Safaricom (ahora mayoritariamente propiedad de Vodafone) se jacta de tener más de 14,7 millones de usuarios activos en su plataforma de dinero móvil en posesión de cuentas M- Pesa. Esto se traduce en más de 36.75 por ciento de la población de Kenia con cuentas de haberes de M-Pesa -esto sin tomar en cuenta a los usuarios de dinero móvil en las otras redes. Los fondos transferidos por M-Pesa ahora son iguales a un asombroso 25 por ciento del PIB del país.

Desde la introducción de la transferencia de dinero móvil en África -en particular por Safaricom – África ha atestiguado un cambio paradigmático en los métodos de las transacciones financieras. En cierto modo, esto ha sido un desarrollo positivo: el dinero móvil le ha permitido, a muchas personas con educación primaria o sin educación, acceder por primera vez a los servicios financieros. Y también ha ayudado a reducir la brecha entre los que están bancarizados y los que no, lo que le permite a la gente recibir remesas bancarias de familiares en el extranjero, así como impulsar una nueva generación de compañías africanas incipientes.

Pero también existe un lado muy siniestro del dinero móvil. Como informa el sitio de tecnología africana Humanipo.com, el aumento de dinero móvil también ha expuesto a los clientes a toda una nueva especie de estafadores:

Casos recientes han visto defraudadores engañando los Sistemas de Mensajes Cortos SMC o  SMS en inglés, al aparecer como originados por los proveedores de telefonía móvil, bancos u otras instituciones financieras, para hacerles trampa a los suscriptores de dinero móvil con sus fondos.

No es sólo en África donde se han identificado el fraude y otros problemas relacionados. En el Reino Unido la autoridad de la Conducta Financiera, ha advertido que el fraude, el software malicioso, los errores tipograficos con el “dedo gordo” y los colapsos informáticos plantean amenazas para los clientes que utilizan los servicios de banca móvil.

Un futuro oscuro

Sin embargo, el mayor riesgo que  plantean las alternativas digitales como el dinero móvil es la potencial concentración masiva de poder financiero, y los abusos y conflictos de intereses que seguramente se producirían. Naturalmente no hace falta decir que la mayoría de las instituciones que regirán el espacio del dinero digital serán las mismísimas instituciones -como el HSBC- que ya han roto casi todas las reglas del libro de normas de los servicios financieros.

Tales instituciones han manipulado prácticamente todos los mercados existentes; y han mercantilizado y financializado casi todos los recursos naturales de valor de este planeta, e inmediatamente después de la crisis financiera que casi sin ayuda causaron, han extraído miles de millones de dólares de los bolsillos de sus propios clientes y billones de los contribuyentes.

¿Y qué tal con nuestras respectivas autoridades gubernamentales? ¿Confiáis en ellas? Como advierte Scott A.,  Shay, presidente del Signature Bank en un artículo sorprendentemente convincente e informativo de laCNBC, tal vez tengas una buena razón para no hacerlo:

El gobierno de EE.UU. se está aficionando mucho a tomar el dinero de los ciudadanos primero y preguntar después a través del decomiso civil. Sorprendentemente, se le permite al gobierno hacer esto por ley, incluso si sólo se trate de  que algún miembro del personal del gobierno tenga una sospecha, y no una prueba, de una fechoría…

Para empeorar las cosas, la dramática consolidación del sistema bancario le ha facilitado al gobierno la adquisición de información al haber menos puntos de acceso. Por ejemplo, JP Morgan, uno de los bancos más grandes y poderosos de Estados Unidos, tiene el tamaño de más de 3.000 bancos pequeños, y los cuatro principales bancos de Estados Unidos controlan cerca del 60 por ciento de los depósitos bancarios estadounidenses.

Y sin embargo, caminamos dormidos, casi como zombies, hacia una sociedad sin dinero en efectivo. En aras de unos pocos avances en comodidad, estamos dispuestos a otorgarles a nuestros gobiernos y a los más grandes bancos “demasiado-grandes-para- quebrar”, la posibilidad de tener un control total sobre cada una de nuestras transacciones diarias. Y mientras que las monedas virtuales como Bitcoin podrían parecer como un antídoto de este escenario, ellas son, como nos advierte Shay, también objeto de monitoreo y pueden ser reguladas de forma que pudieran limitar o incluso terminar con su utilidad. De hecho, ya se la están quitando del medio.

Parafraseando uno de los dictámenes más cotizados de nuestro tiempo -por cortesía del gran,  Lord Acton- estamos, al parecer, descendiendo hacia un mundo donde las nuevas tecnologías amenazan con poner el poder absoluto muy al alcance de un selecto grupo de personas y organizaciones -personas y organizaciones que han traicionado a través de sus repetidas acciones, casi todas las nociones posibles de la confianza mutua.

Visto en: http://tonyfdez.blogspot.com.es/

Parabenos: Todo lo que no quieren que sepas

Los parabenos o parabenes se han convertido en una de las principales preocupaciones de un amplio grupo de investigadores a nivel mundial, a la vez que en uno de los principales conservantes químicos utilizados en cosméticos, alimentos y fármacos. Mucho se ha dicho sobre éstas sustancias y sin embargo es muy difícil estar bien informado sobre ellas… principalmente por la increíble cantidad de propaganda vertida por las multinacionales cosméticas en torno a estas sustancias.

Los parabenos, al igual que el Bisfenol A, son sustancias identificadas como disruptores endocrinos, es decir, sustancias capaces del alterar el funcionamiento de determinadas hormonas naturalmente presentes en nuestro organismo, y por tanto capaces de provocar reacciones de diverso tipo, desde cánceres a problemas de fertilidad, pasando por una amplia variedad de afecciones que abarcan desde el sistema nervios al cardiorrespiratorio.

Desde que en 1998 Edwin Routledge identificase el potencial estrogénico de los parabenos, los estudios no han parado de crecer, y cada vez son más los que abogan por la prohibición total de estas sustancias. Y aunque la detección, por parte de Philippa Darbre, de parabenos en tejidos tumorales mamarios ha sido el más difundido de los estudios relativo a los parabenos… vamos a descubrir muchos otros estudios que ponen de relieve los motivos por los que éstas sustancias deberían estar prohibidas.

En éste vídeo vamos a analizar en detalle todos los problemas vinculados a éstas sustancias, y vamos a desmontar uno por uno toda la propaganda construida por los fabricantes en torno a estas sustancias. Porque, como te podrás imaginar, el vasto poder de las multinacionales cosméticas ha logrado someter a los legisladores con técnicas de dudosa moralidad (lobby, financiación de estudios favorables, TTIP,…), hasta tal punto que aquellos organismos que deberían protegernos no hacen sino proteger los intereses de aquellos que les financian..

Si quieres saber qué son los parabenos, por qué deberías evitarlos o por qué siguen siendo legales a día de hoy… Si quieres saber que alternativas tienes (los productos etiquetados como libres de parabenos no siempre son mejores…), cómo puedes ayudar a tu cuerpo a deshacerse de estos contaminantes (qué alimentos debes comer) o quieres conocer la verdad detrás de la propaganda de vierten los fabricantes… Entonces este vídeo te interesa…

Visto en: http://buscandolaverdad.es/2016/07/12/parabenos-todo-lo-que-no-quieren-que-sepas/

David Hockney – El conocimiento secreto

El libro trata (con bastante éxito) de demostrar con todo tipo de pruebas que hacia el 1430 los pintores flamencos empiezan a utilizar la óptica para calcar los perfiles y contornos claves de sus cuadros y después continuaban pintando de forma ortodoxa (globoculizada según término del autor). Este descubrimiento, aunque se trata de mantener en secreto por los propios artistas (hoy le llamaríamos propiedad industrial, know how o ventaja competitiva), acaba en manos de la escuela italiana unos 50 años después y para principios del siglo XVI es de uso común entre los artistas y artesanos occidentales. Esta tecnología permite dar un salto en la veracidad de las pinturas de muchos de los grandes maestros de la pintura occidental. Empiezan a aparecer cuadros que son casi como fotografías.

Esta tesis es negada hoy por muchos de los historiadores del arte, pero Hockney, pintor de profesión, es capaz de aportar cientos de cuadros que prueban la existencia de óptica en la pintura de los siglos XV a XIX. Las pruebas son multiples y dificilmente refutables: inexistencia de dibujos o bocetos en muchos grandes artistas-retratistas de la época, la existencia de varios puntos de fuga en muchos cuadros, los innegables multiples puntos de vista que tienen su explicación en la técnica del collage, dada la escasa profundidad de campo de las lentes de la época, las distorsiones como consecuencia de los enfoques de las lentes del momento, los documentos que hablan de la existencia de lentes y cámaras oscuras, etc).

El uso de estas técnicas que permiten gran realismo “fotográfico” solo se deja de lado cuando la fotografía y el cine, a finales del XIX y principios del XX, ya se encargan del trabajo de registrar la realidad. En ese momento los pintores empiezan a caminar por otras sendas, no realistas, y buscan captar las emociones y no tanto la realidad. Parece ser que Miguel Angel, Rubens y Rembrant, aún conociendo las lentes y cámaras oscuras, se negaron a utilizarlas, pues ellos también aspirabanavant la lettre a no “fotografiar” la realidad, sino a interpretarla, a mostrar las emociones humanas a través de la pintura.

Su editorial (Destino) dice de este libro: “A comienzos del s. XV, con la Inquisición en su apogeo, una serie de artistas en el norte de Europa comenzaron a usar instrumentos “prohibidos”; para ayudarse en su labor pictórica. Más tarde esas técnicas pasaron a Italia y fue extendiéndose su uso. A ellas debemos el preciosismo de Vermeer, los retratos de Rembrandt o las composiciones de Caravaggio entre otras. Con tres partes, visual, documental y epistolar, otro artista nos desvela un secreto muy bien guardado por las propias obras de arte. El conocimiento secreto no trata sólo de las écnicas perdidas de los grandes maestros. También trata del presente y del futuro. Nos habla de cómo vemos, arreglamos y construimos imágenes hoy en día en una época de manipulación informática. A través de una búsqueda constante, cuestionando las ideas y la práctica heredadas, y sin dar nada por supuesto, Hockney nos abre los ojos y nos hace ser conscientes de la manera en que percibimos y nos representamos el mundo. El conocimiento secreto aporta una privilegiada reflexión sobre la historia del arte por parte de un artista excepcionalmente prolífico y original".

Y este es precisamente uno de los mayores logros de este libro: no solo mira al pasado, también mira al futuro. Hoy no hace falta pintar la realidad de forma fotográfica como en el siglo XV, pero tampoco nos podemos fiar de las imagenes fotográficas o de video, como consecuencia de la manipulación por ordenador. Lo que vemos fotografiado o filmado no es el reflejo cierto de algo que tuvo lugar de forma real como ocurría en el siglo XX. Hoy el artista vuelve a meter la mano en la imagen producida por medios tecnológico, un poco al estilo de lo que sucedió en el siglo XV con los calcadores-pintores. Hoy los manipuladores informáticos de la imagen digital vuelven a estar en un punto parecido al de los pintores flamencos de principios del siglo XV.

David Hockney entiende que veremos muchas e interesantes cosas en el futuro.

Su libro es interesante, ameno y extraordinariamente revelador y enriquecedor.

Visto en: http://leolo.blogspirit.com/archive/2008/08/22/el-conocimiento-secreto-de-david-hockney.html

DAVID LYNCH EXPLICA CÓMO LA MEDITACIÓN CAMBIÓ SU VIDA Y SU PROCESO CREATIVO

EL DIRECTOR DE “MULHOLLAND DRIVE” HA PRACTICADO MEDITACIÓN TRASCENDENTAL 20 MINUTOS 2 VECES AL DÍA DURANTE MÁS DE 30 AÑOS. PARA ÉL LA MEDITACIÓN DESARROLLA LA CONCIENCIA Y ESE ES EL SECRETO DEL ÉXITO

David Lynch es conocido por realizar películas como Elephant Man, Mulholland Drive oEraserhead, pero también por promover apasionadamente la meditación trascendental. Lynch ha llegado a crear su propia fundación que acerca a la meditación a grupos de estudiantes, mujeres víctimas de violencia, veteranos de guerra, pacientes con VIH, reclusos y a albergues donde los sin techo buscan refugio. El director define la iluminación como la expresión del potencial completo de cada ser humano y ha confesado que cuando empezó a meditar estaba lleno de ansiedad, miedos e ira, los cuales desafortunadamente solía expresar con su esposa. De acuerdo con Lynch tras un par de semanas de meditación estos estados negativos se disiparon, frente a la sorpresa de su cónyuge que se preguntaba a dónde había ido la ira. En sus palabras:

En medio del miedo y la incertidumbre del mundo actual cada niño debe tener en clase un período para internarse en sí mismo y experimentar el campo de silencio y dicha y la enorme reserva de energía e inteligencia que se encuentra en la profundidad de cada uno de nosotros. Esta es la forma de salvar a la generación que viene.

Yo me he sumergido en mi interior a través de la técnica de meditación trascendental por más de 30 años. Ha cambiado mi vida, mi mundo. No estoy solo. Millones de otras personas de todas las edades, religiones y formas de vida practican esta técnica y disfrutan de sus increíbles beneficios.

Según el sitio de su fundación, otras técnicas de meditación la abordan usando tres elementos: atención enfocada, al concentrarse en un pensamiento u objeto, monitoreo abierto, al llevar la atención a la respiración, los pensamientos o el entorno, y trascendencia automática del propio ser, que consiste en experimentar de manera espontánea niveles de pensamiento más calmados y silenciosos que derivan en un estado de alerta relajada. La técnica de meditación trascendental no involucra la atención enfocada ni el monitoreo abierto, es un proceso de trascendencia automática del propio ser que le permite al practicante experimentar un campo de calma en su interior.

Lynch ha sido claro sobre lo que la meditación trascendental ha hecho por su vida y su creatividad. Según explicó en una conferencia cosas como la depresión, frustración, ira o miedo son venenos para el artista y la creatividad, y la meditación ayuda a sosegar las emociones e incrementar la capacidad de percibir detalles y disfrutar el momento. Para Lynch a través de la meditación la intuición crece, “es como un océano de soluciones”. Además el director ha confesado que actualmente disfruta más que nunca hacer películas, pues su flujo creativo y sus relaciones personales están en mejor estado que nunca.

Quizá lo más memorable de contemplar a Lynch hablando de la meditación trascendental y sus virtudes es que podemos apreciar cualidades como creatividad, espontaneidad, alegría y bondad tanto en sus palabras como en su comportamiento. Su mensaje es atractivo pues goza de sencillez; Lynch es capaz de ilustrar fácilmente conceptos que usualmente resultan abstractos y confusos. Como cuando habla de cómo el desarrollo de la conciencia cambia por completo la experiencia humana:

Si tienes una conciencia del tamaño de una pelota de golf, cuando lees un libro tienes el entendimiento de una pelota de golf… pero si pudieras expandir esa conciencia, lees el libro y tienes un mejor entendimiento.

Hay un océano de conciencia pura y vibrante en cada uno de nosotros, está en la fuente de la base de toda mente, en la fuente del pensamiento y también la fuente de toda materia.

Visto en: http://pijamasurf.com/2016/06/david-lynch-explica-como-la-meditacion-cambio-su-vida-y-su-proceso-creativo/#.V3zIU6YcbOw.twitter